La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

El segundo día de huelga estudiantil en Hong Kong deja un herido

Muchas escuelas secundarias en esta semiautónoma ciudad china utilizaron diferentes formas de protestar contra el Gobierno y la Policía local

El segundo día de huelga estudiantil en Hong Kong deja un herido.

Los estudiantes universitarios y de secundaria en Hong Kong prosiguieron este martes un boicot a las clases en toda la ciudad por segundo día consecutivo, en ocasiones bajo vigilancia de la Policía, en una jornada en la que se registró un herido.

En el segundo día del nuevo año escolar, muchas escuelas secundarias en esta semiautónoma ciudad china utilizaron diferentes formas de protestar contra el Gobierno y la Policía local, en relación con el actual movimiento contra la ley de extradición.

Por la mañana, estudiantes de la exclusiva escuela femenina True Light junto a un grupo de antiguos alumnos, se congregaron fuera de las puertas del colegio para formar una larga cadena humana. Los jóvenes manifestantes sujetaban carteles con eslóganes como "Luchad por la libertad, apoyad a Hong Kong".

En el poblado de Shek Kip Mei, en Kowloon, estudiantes de dos escuelas secundarias adyacentes también unieron sus manos para formar una larga cadena como muestra de solidaridad.

No obstante, no todas las manifestaciones fueron pacíficas. Tras recibir una denuncia sobre una supuesta manifestación ilegal a las afueras de una escuela en el distrito periférico de Tai Po por la mañana, la Policía desplegó tres vehículos y un equipo de agentes en el lugar.

Algunos estudiantes uniformados fueron perseguidos por la Policía y al menos un adolescente resultó herido y llevado a un hospital. El director de la escuela había advertido previamente a los estudiantes de que informaría del número de alumnos en huelga a las autoridades educativas.

La huelga continuó también en los campus universitarios por segundo día consecutivo. En la Universidad China de Hong Kong, los estudiantes dejaron de lado sus clases habituales y, en su lugar, fueron a "lecciones cívicas", con arreglo al principio de "boicotead las clases, seguid aprendiendo".

La clase de la tarde de este martes fue una clase de introducción a la lucha de combate y a las artes marciales, impartida por expertos en autodefensa y estudiantes experimentados.

Por la tarde, cientos de estudiantes ataviados con uniformes y otros ciudadanos asistieron por segundo día a un mitin en una plaza pública en la zona de Central, en la isla de Hong Kong, como parte de una campaña de huelga general que tiene como objetivo presionar al Gobierno para responder a las cinco demandas del movimiento contra la ley de extradición.

Las demandas son la retirada completa de un proyecto de ley de extradición que permitiría entregar a otras jurisdicciones como la China continental a sospechosos, la retirada del calificativo de "revuelta" sobre las protestas, una investigación independiente sobre la brutalidad policial, la introducción del sufragio universal para elegir al líder del Gobierno local y la libertad incondicional para los manifestantes detenidos.

En principio, la campaña incluía el boicot a las clases y una huelga general por parte de los trabajadores de este centro financiero asiático, aunque muy pocos secundaron esta segunda parte del plan.

Mientras tanto, los jóvenes, que han estado al frente del movimiento, continúan siendo los principales protagonistas de las acciones de protesta.

También hoy se registró una marcha en un hospital de Kowloon, donde decenas de trabajadores protestaron por la brutalidad policial, en particular por un incidente el pasado 31 de agosto, cuando la Policía irrumpió en una estación de metro y detuvo a manifestantes.

Ese día, las fuerzas de la ley ordenaron el cierre de la estación y no permitieron a los auxiliares médicos entrar para tratar a los heridos.

Este martes, la líder del Gobierno local, Carrie Lam, negó haber ofrecido jamás su dimisión al Ejecutivo de Pekín tras tres meses de manifestaciones: "Jamás he ofrecido mi dimisión al Gobierno Popular Central (el Ejecutivo de Pekín). Nunca me he planteado dimitir. La elección de no dimitir es mía propia", indicó hoy en su rueda de prensa semanal.

Así, Lam respondía a unas grabaciones obtenidas por la agencia de noticias Reuters durante una reunión con empresarios locales en las que se le escucha decir: "Si tuviera elección, lo primero (que haría) sería dimitir, después de haberme disculpado convenientemente".

Mientras tanto, en Pekín, un portavoz del Ejecutivo acusó a los manifestantes de intentar derrocar a Lam y a su Gobierno para tomar el control de Hong Kong y convertirla en una "entidad independiente" desde la que "trabajar contra" las autoridades centrales.

"Quieren causar inestabilidad en el Gobierno de la Región Autónoma Especial de Hong Kong y robarles sus derechos para convertir Hong Kong en una entidad política independiente o semiindependiente", indicó hoy en rueda de prensa Yang Guang, portavoz de la Oficina para Asuntos de Hong Kong y Macao, órgano del Consejo de Estado (Ejecutivo).

"Quieren ejercer una autoridad completa en la región de Hong Kong y trabajar contra el Gobierno chino. Es el momento de defender el 'un país, dos sistemas' (principio rector por el que la ciudad mantiene cierta autonomía con respecto al resto de China) y la paz y la estabilidad en Hong Kong", subrayó el portavoz, que calificó las protestas de "intimidación y secuestro político".

Por: Shirley Lau