Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Mundo

Irán condena el ataque de EEUU en Irak y lo califica de terrorismo

Desde mediados de octubre, al menos una decena de bases militares y sedes gubernamentales iraquíes con presencia de personal norteamericano han sido blanco de ataque por grupos desconocidos

Irak
La Comandancia de las Operaciones Conjuntas iraquí confirmó hoy la muerte de cuatro combatientes de las milicias progubernamentales Multitud Popular, integradas sobre todo por chiíes, en un ataque estadounidense en la provincia de Al Anbar.Ali Abbas | EFE

La República Islámica de Irán condenó hoy y calificó de "terrorismo" el ataque estadounidense de ayer en Irak contra las milicias progubernamentales iraquíes Multitud Popular.

El Portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Abas Musaví, dijo que "la invasión estadounidense en el territorio de Irak y el ataque a las posiciones de las fuerzas de Al-Hashd Al-Sha'abi (Multitud Popular), son un claro ejemplo de terrorismo", informó la web oficial de Exteriores.

Estados Unidos debe "respetar la independencia, soberanía e integridad territorial de Irak y dejar de interferir en sus temas internos", dijo Musaví.

Musaví apostilló que las afirmaciones de EEUU respecto a su lucha contra el terrorismo son falsas y que estos ataques demostraron que "son mentiras las pretensiones de EEUU sobre su lucha contra el grupo Takfirí (extremistas suníes) del Estado Islámico", ya que en este ataque "apuntó a posiciones de fuerzas que en los últimos años han infligido fuertes golpes contra los terroristas del EI".

"Con estos ataques, Estados Unidos ha mostrado su decisivo apoyo al terrorismo y su desprecio a la independencia y soberanía de los estados, y debe aceptar la responsabilidad por las consecuencias de este acto ilegal", dijo Musaví y reiteró que Estados Unidos "debe poner fin a su presencia ocupante".

Asimismo, expresó "el apoyo de la República Islámica de Irán a la independencia, la integridad territorial y la soberanía nacional de Irak".

Ayer el Pentágono informó de que llevó a cabo "ataques defensivos" en Irak y Siria contra la agrupación armada Kata'ib Hizbulá (KH), respaldada por Irán, tras la muerte de un contratista estadounidense el viernes por los cohetes lanzados contra la base militar K1 en la localidad de Kirkuk, en el norte de Irak.

Desde mediados de octubre, al menos una decena de bases militares y sedes gubernamentales iraquíes con presencia de personal norteamericano han sido blanco de ataque por grupos desconocidos, aunque EEUU ha responsabilizado desde un primer momento a las milicias proiraníes de Irak.

Las milicias chiíes han desempeñado un papel destacado en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico en Irak, apoyando a las tropas regulares, y en la guerra de Siria luchan en el bando del presidente Bachar al Asad, respaldado por Teherán al igual que el Gobierno de Bagdad.