Panamá,25º

16 de Jan de 2020

Mundo

China pide moderación tras asesinato de Soleimaní por orden de EEUU

China pidió a EEUU y a Irán "moderación" y que "mantengan la calma" para evitar una escalada de las tensiones tras el asesinato en Bagdad del general iraní Qasem Soleimaní

Presidente de EEUU, Donald Trump
Presidente de EEUU, Donald TrumpEFE

China pidió a Estados Unidos y a Irán "moderación" y que "mantengan la calma" para evitar una escalada de las tensiones tras el asesinato en Bagdad del general iraní Qasem Soleimaní de la Guardia Revolucionaria a manos de Washington.

"China se opone al uso de la fuerza en las relaciones internacionales. La soberanía, independencia e integridad territorial de Irán debe ser respetada", expresó el portavoz del Ministerio de Asunto de Exteriores Geng Shuang en rueda de prensa.

Según el portavoz, es necesario mantener "la paz y la estabilidad en Oriente Medio", para lo cual "las partes implicadas deben mantener la calma, especialmente Estados Unidos, y evitar una mayor escalada de las tensiones".

Asimismo, la prensa china destacó hoy que el asesinato va a causar "enfado y hostilidad en lugar de miedo" contra Estados Unidos, y que Washington "desestima las consecuencias de esta acción", según un editorial del rotativo Global Times.

"Es justo decir que la política de Estados Unidos en Oriente Medio es fallida. Washington no tiene mucho interés en trabajar en una solución a los problemas a largo plazo en la región", afirma el editorial, que asegura que "el uso de la fuerza no va a cambiar los sentimentos" de los iraníes.

Soleimaní murió a los 63 años en Bagdad en un bombardeo selectivo después de que las tensiones aumentaran en los pasados días entre Washington y Teherán con el asalto de seguidores de la milicia iraquí Multitud Popular a la Embajada estadounidense en la capital iraquí.

A su vez, ese asalto fue en respuesta a un ataque estadounidense contra posiciones de algunos batallones de las milicias iraquíes en el oeste de Irak el día 29, cuando según la Multitud Popular fallecieron 25 de sus hombres y más de 50 resultaron heridos.

Pese a la escalada de la tensión y a la incertidumbre generada por esta acción de EEUU, que también acabó con la vida del "número dos" de la Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes, el presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó ayer que ordenó matar al poderoso comandante iraní para "parar una guerra", no para comenzarla.