Temas Especiales

22 de Sep de 2020

Mundo

El subdirector de la Cruz Roja en Hubei despedido por no repartir mascarillas donadas

Zhang Qin fue despedido por incumplimiento de sus deberes, expulsado de la dirección de la célula del Partido Comunista de China

Coronavirus
Wuhan ha recibido más de 9.000 cajas de mascarillas, 70.000 trajes de protección y 80.000 gafas de seguridadEFE

El subdirector de la Sociedad de la Cruz Roja de China en la provincia de Hubei, epicentro del brote del nuevo coronavirus, fue destituido hoy por no repartir suministros sanitarios como mascarillas que habían sido donados para su entrega a los hospitales e instituciones que los necesitasen.

Zhang Qin fue despedido por incumplimiento de sus deberes, expulsado de la dirección de la célula del Partido Comunista de China (PCCh) en la Cruz Roja de Hubei, reprendido por el Partido y castigado con una "grave sanción administrativa", informa la agencia oficial Xinhua.

Junto a él, al menos otros dos altos cargos de la división provincial de la organización humanitaria también recibieron castigos similares.

Según la investigación oficial, los penados "no cumplieron con sus responsabilidades a la hora de recibir y distribuir los fondos y productos de socorro donados" para ayudar a luchar contra el coronavirus, surgido en Wuhan -capital de Hubei- y que hasta ahora ha dejado 426 muertos y más de 20.000 casos en China.

En su actuación violaron diversas normativas y obstruyeron la publicación de información.

En estos últimos días, la Cruz Roja de Hubei se ha situado en el punto de mira de los internautas chinos, furiosos por el hecho de que, pese a las numerosas donaciones para la lucha contra la enfermedad, siguiera habiendo personal médico en esa provincia centro-oriental que trabajase sin la protección necesaria por falta de suministros.

Según datos difundidos este fin de semana por la televisión estatal CGTN, las organizaciones humanitarias en Wuhan habían recibido más de 3.100 millones de yuanes (443 millones de dólares, 401 millones de euros) en donaciones económicas, así como más de 9.000 cajas de mascarillas, 70.000 trajes de protección y 80.000 gafas de seguridad.

Sin embargo, la Cruz Roja de Hubei afirmó haber recibido solamente 36.000 mascarillas del tipo N95 -las utilizadas para evitar contagios- y, según CGTN, la mitad de ellas acabaron en un hospital privado especializado en tratamientos de fertilidad y cirugía estética, mientras que tan solo 3.000 unidades fueron a parar a un centro médico de Wuhan.

Otras informaciones citadas por la cadena pública afirman que la organización recibió una donación de 350 toneladas de verduras frescas efectuada por una ciudad de la provincia de Shandong (este) para los residentes de Wuhan y que, sin embargo, decidió venderlas en lugar de entregarlas de forma gratuita, algo que la Cruz Roja de Hubei niega.

En declaraciones a la prensa local, el vicepresidente de la Cruz Roja en Wuhan reconoció que la organización no estaba preparada para el brote y defendió que sus voluntarios han trabajado sin descanso para tratar de repartir las donaciones.

No se trata de la primera ocasión en la que la Sociedad de la Cruz Roja de China se enfrenta a acusaciones similares, ya que tras el grave terremoto de Sichuan (centro) de 2008 -uno de los peores de la historia, con cerca de 90.000 muertos y desaparecidos- también fue criticada por supuestamente malversar donaciones.