Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Mundo

La embajada española en Caracas lleva dos meses y medio sin suministro eléctrico

El embajador de España en Caracas, Jesús Silva, ha confirmado al diario español ABC que la delegación en Venezuela no tiene suministro eléctrico, y desde el pasado mes de noviembre la sede diplomática española ha tenido que abastecerse con una planta eléctrica propia.

El embajador de España en Caracas, Jesús Silva, ha confirmado al diario español ABC que la delegación en Venezuela no tiene suministro eléctrico, y desde el pasado mes de noviembre la sede diplomática española ha tenido que abastecerse con una planta eléctrica propia.

Placa en la fachada de la embajada española en Caracas.EFE

Sobre las razones del corte y el restablecimiento de la luz, Silva afirmó que la compañía de electricidad de Caracas “solo nos dan excusas y no han dado fecha de la reposición de electricidad”.

Se da la circunstancia de que el dirigente opositor Leopoldo López se encuentra hospedado en la sede diplomática, desde el pasado 1 de mayo, cuando una operación -dirigida por el presidente interino Juan Guaidó- le liberó de una pena de cárcel que entonces cumplía en su domicilio de Caracas.

Según el medio de Madrid, el corte de luz de la calle Mohedano de La Castellana, donde funciona la Embajada de España, ha afectado también al Consulado de Italia y la Alianza Francesa.

En Caracas los apagones son frecuentes, pero duran entre dos y tres horas en diferentes zonas residenciales por lo que no se explica que en los sectores diplomáticos lleven más de dos meses sin luz.

El régimen de Nicolás Maduro mantiene rodeada la residencia de la legación española con varios camiones de la policía secreta (Sebin) y pide la identificación de todas las personas que entran al sitio para impedir el acceso de la prensa y contactos políticos al fundador de Voluntad Popular.

Hace unos meses la residencia española tuvo que realizar obras de remodelación para mejorar la seguridad diplomática. Durante las obras el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el “número dos”, Diosdado Cabello, acusaron al embajador Silva de construir un túnel para una supuesta fuga de López, quien se encuentra detenido desde hace seis años.

Leopoldo López no ha dado entrevistas ni ruedas de prensa desde su refugio español. Tampoco piensa escapar. “Es un huésped tranquilo que no nos cuesta nada, ni un centavo, brindarle refugio”, dijo a ABC el embajador Silva.