Temas Especiales

13 de Jul de 2020

Mundo

Miles de personas claman en España contra el "virus del machismo"

A pesar del temor al contagio por el COVID-19, las autoridades sanitarias españolas mantuvieron la celebración de las movilizaciones

Vista aérea de la manifestación del 8M de Madrid a su paso por la Cibeles, conmemorando el Día Internacional de la Mujer
Vista aérea de la manifestación del 8M de Madrid a su paso por la Cibeles, conmemorando el Día Internacional de la MujerEFE

Miles personas, la mayoría mujeres, se manifestaron este domingo en España en defensa de la igualdad y contra la violencia machista, "que mata más que el coronavirus", un lema replicado en las proclamas y pancartas que recorrieron las principales del país.

A pesar del temor al contagio por el COVID-19, las autoridades sanitarias españolas mantuvieron la celebración de las movilizaciones, que aunque muy multitudinarias congregaron menos gente que el año pasado.

La Delegación del Gobierno en Madrid cifró en 120.000 personas las asistentes, mientras que en Barcelona participaron 50.000 personas, cantidades por debajo de las convocatorias de 2019.

Aunque este año no se ha convocado una huelga feminista, sí se realizaron llamamientos a la movilización, en pleno debate social y político de la ley de libertad sexual y los debates en el feminismo sobre la prostitución y su propio sujeto político.

Representantes de los principales partidos políticos españoles, a excepción de la formación de ultraderecha Vox, estuvieron presentes en la marcha de Madrid, aunque no en la cabecera, conformada por mujeres activistas, alguna de ellas con discapacidad, y enmarcada con el lema "con derechos, sin barreras, feministas sin fronteras".

Durante las concentraciones no faltaron referencias al coronavirus, que las manifestantes compararon con la violencia machista: "Tu machismo mata más que el coronavirus", "El patriarcado sí que es un virus" y "Lávate las manos por el coronavirus, no con los asesinatos" fueron algunos de los eslóganes que llevaban en sus carteles.

También otros como "queremos empleo, trabajo nos sobra", "no estamos todas, faltan las asesinadas" o "hasta los ovarios de trabajos precarios".

En esa línea se expresó el colectivo 8M, organizador de la manifestación de Madrid, que concluyó con la lectura de un manifiesto en el que se reclamó la necesidad de "una vida con derechos todos los días del año".

Igualmente se demandó que las mujeres transexuales "dejen de sufrir agresiones y violencias" y se reclamó "una sociedad que respete y valore la diversidad sexual y la diversidad de género".

Además se recordó a las 55 mujeres asesinadas el año pasado por sus parejas o exparejas y que este año el número asciende ya a 14.

En el transcurso de la marcha no se registraron incidentes destacables, salvo cuando los representantes políticos de Ciudadanos (liberales) tuvieron que abandonar la manifestación por consejo de la Policía después de haber sido increpados por algunos manifestantes, que les reprochan su presencia en gobiernos locales junto al Partido Popular (conservador) gracias al apoyo de la formación ultraderechista Vox.

La marchas de hoy son la culminación del mes de "revuelta feminista" que arrancó el 8 de febrero con una multitudinaria cadena de mujeres que denunciaba las violencias y discriminaciones que padece la mitad de la población española.