Temas Especiales

30 de May de 2020

Mundo

La Justicia francesa rechaza el recurso de Amazon y limita su actividad

Se restringe temporalmente el trabajo en sus seis centros en Francia

Amazon
Vista de la página web de Amazon.EFE

La Justicia francesa rechazó este viernes el recurso del gigante estadounidense de la distribución Amazon y mantuvo la limitación de su actividad a productos básicos hasta que no presente un plan de precaución sanitaria, aunque rebajó la sanción a la que podría enfrentarse en caso de incumplimiento.

El Tribunal de Apelación de Nanterre, a las afueras de París, confirmó la decisión del 14 de abril contra Amazon, lo que restringe temporalmente el trabajo en sus seis centros en Francia - cerrados por decisión propia de la empresa- a la recepción y el envío de bienes esenciales, en una lista a la que se han añadido, por ejemplo, el material informático y tecnológico.

La plataforma está obligada a evaluar, en coordinación con los representantes del personal, "los riesgos profesionales inherentes a la epidemia del COVID-19 en el conjunto de sus almacenes" en Francia.

La empresa tiene suspendida su actividad en esas instalaciones por decisión propia desde el pasado 15 de abril.

Tras un par de prórrogas, el cierre temporal finalizaba en principio este sábado, pero Amazon señaló hoy que lo amplía hasta el día 28 y que en ese tiempo sus empleados seguirán recibiendo todo su salario.

"Aportaremos precisiones en cuanto podamos", indicó la compañía, que dijo estar analizando la mejor manera de operar ante esta nueva decisión judicial.

La multa a la que se enfrentaba en caso de no respetar el dictamen hasta la presentación de su evaluación sanitaria fue en un primer momento de un millón de euros por infracción, cifra rebajada este viernes a 100.000 euros, pero la empresa dijo no querer correr ese riesgo.

La plataforma consideró que el dictamen es contrario a los intereses tanto de los franceses como de sus trabajadores y de las "numerosas empresas", tanto pequeñas y medianas como microempresas, "que cuentan con Amazon para desarrollar su actividad".

Los sindicatos Sud y Solidaires la llevaron ante la Justicia porque consideraban que estaba primando sus beneficios económicos frente a la salud de su personal en plena pandemia del coronavirus.

Amazon indicó en un principio que su primera condena les había dejado "perplejos" porque habían aportado pruebas de las medidas de seguridad aplicadas.

Según sus cifras, ha distribuido más de 127.000 paquetes de toallitas desinfectantes, más de 27.000 litros de gel antiséptico y más de millón y medio de mascarillas, además de aplicar controles de temperatura y medidas de distanciamiento social.