Temas Especiales

10 de Jul de 2020

Mundo

Alemania reabre comercios en medio de temores ante nuevos brotes

En la mayoría de los estados federados antes solo podían abrir los comercios con menos de 800 metros cuadrados de superficie, lo que había sido impugnado por algunos tribunales

Alemania
AlemaniaEFE

Una nueva desescalada de las medidas contra la pandemia del coronavirus entró en vigor este lunes en Alemania con reaperturas de escuelas, comercios, actividades deportivas en grupo, con ritmos regionales diferenciados y entre el temor a que haya un repunte de los casos.

Las últimas cifras del Robert Koch Institut (RKI) crearon cierta preocupación al mostrar que el factor de reproducción de la enfermedad (R) -que indica a cuantas personas contagia un infectado- había vuelto a subir por encima de 1.

Sin embargo, el portavoz el ministerio de Sanidad, Hanno Kautz, dijo que el aumento de R, para el cual puede haber diversas causas estadísticas, no quiere decir que la situación se haya salido de control.

"R es una entre varias cifras para evaluar la pandemia. Tomamos en serio que R haya vuelto a subir, pero no se puede concluir que estemos otra vez ante una situación descontrolada", aseguró Kautz.

En todo caso, el repunte del valor R, según Kautz, no puede ser atribuido en modo alguno a la desescalada actual pues esta sólo entró en vigor este lunes.

"El factor R ya había subido antes", subrayó.

TODOS LOS COMERCIOS ABIERTOS

En la mayoría de los estados federados antes solo podían abrir los comercios con menos de 800 metros cuadrados de superficie, lo que había sido impugnado por algunos tribunales.

Ahora esa limitación de superficie desaparece y todos los comercios pueden abrir aunque con limitaciones en cuanto al número de clientes que estén al mismo tiempo en una tienda.

Además, en los comercios los clientes deben usar mascarillas de protección y procurar en la medida de lo posible respetar la norma básica de mantener una distancia de 1,5 metros con otras personas.

En la vida social en general también entran en vigor hoy algunos alivios. Así, por ejemplo, ahora está permitida la reunión de miembros de dos familias, bajo techo o al aire libre.

Los solarios, los estudios de tatuaje y de tratamientos cosméticos pueden volver a abrir sus puertas. Los campos de gol y las pistas de tenis pueden volver a utilizarse.

En los colegios la apertura sigue siendo tímida. Los alumnos asisten a clase por turnos, con lo que algunos días de la semana permanecen en sus casas, y las clases se seguirán abriendo de forma escalonada, con diferencias entre un estado federado y otro.

El turismo volverá a ser posible en algunos estados federados alemanes y los museos pueden abrir al público, con restricciones.

UNA RED DE SEGURIDAD

La nueva desescalada -acordada entre los primeros ministros de los estados federados y la canciller Angela Merkel- tiene una especie de red de seguridad a la que ya se ha tenido que recurrir, incluso antes de que entrasen en vigor los alivios.

La red de seguridad contempla que si en una circunscripción municipal los nuevos contagios por cada de 100.000 habitantes están por encima de 50 a la semana las autoridades regionales y municipales deben tomar medidas para revertir la situación. Eso ha ocurrido ya en cuatro municipios en distintas regiones del país. El más discutido ha sido el de Coesfeld (oeste del país), donde el aumento se debió a un brote en un alojamientos de trabajadores de mataderos.

En otros municipios, como Greiz (este del país) la alta cifra de contagios tiene que ver con brotes en hogares de ancianos.

"Si ustedes miran todos los municipios afectados verá que todos los brotes se concentran en hogares de ancianos, albergues de refugiados y hogares de trabajadores de mataderos", dijo Kautz en la conferencia de prensa ordinaria del Gobierno.

"Como ha cambiado la estrategia para hacer test y bajo determinadas circunstancias se le hacen a todos los que viven en un albergue o una residencia determinada, entonces surgen otras cifras", agregó.

Las medidas ante esos brotes serán puntuales y diferenciadas y, al menos de momento, no se pone en duda la desescalada a nivel federal en la que están planificados otros pasos para las próximas semanas.

Alemania ha registrado, desde el comienzo de la pandemia, 172.658 casos confirmados de coronavirus; 142.686 pacientes han superado la enfermedad y 7.681 han muerto.

En ningún momento de la pandemia ha habido confinamiento absoluto en el país. Así, por ejemplo, el deporte individual ha estado siempre permitido lo mismo que salir a pasear, manteniendo las reglas de reducción de contacto y evitando la formación de grandes grupos.