Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Mundo

Irán compara los abusos policiales en EE.UU. con su política internacional

El presidente iraní, Hasan Rohaní, denunció que las sanciones impuestas por EE.UU. contra su país son "las más duras de la historia"

El presidente iraní, Hasan Rohaní.
El presidente iraní, Hasan Rohaní.EFE

El líder iraní, Hasan Rohaní, cargó este martes en la ONU contra Estados Unidos y comparó los episodios de violencia policial en el país, en concreto la muerte del afroamericano George Floyd a manos de agentes, con la política internacional de Washington.

"Reconocemos inmediatamente la rodilla sobre el cuello como las rodillas de la arrogancia sobre el cuello de las naciones independientes", dijo Rohaní en un mensaje en video, que dedicó casi íntegramente a criticar a Estados Unidos.

El presidente iraní denunció que las sanciones impuestas por EE.UU. contra su país son "las más duras de la historia", pero insistió en que Irán resistirá y reivindicó como una "victoria" el que Estados Unidos no haya logrado el apoyo del resto del mundo en Naciones Unidas para restaurar los castigos internacionales contra Teherán.

"Esta es una victoria no solo para Irán, sino para la comunidad global", destacó, asegurando que un "aspirante a la hegemonía" mundial ha resultado en este proceso "humillado".

Este sábado, EE.UU. dio unilateralmente por restablecidas todas las sanciones internacionales contra Irán, pero su movimiento no ha sido reconocido por el Consejo de Seguridad de la ONU, dado que el resto de potencias consideran que Washington no puede invocar el mecanismo que ha utilizado dado que abandonó el pacto nuclear sellado en 2015 con Teherán.

Pese a ello, el Gobierno de Donald Trump ya anunció este lunes una batería de nuevas sanciones contra el Ministerio iraní de Defensa, contra 27 entidades e individuos relacionados con el programa nuclear iraní y contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por considerar que violó el embargo de armas que pesa sobre la República Islámica.

Los castigos se suman a los ya impuestos por EE.UU. desde que decidió salir del acuerdo nuclear y que, según todos los analistas, están golpeando con dureza a la economía iraní.

"La vida es dura bajo sanciones. Sin embargo, la vida es aún más dura sin independencia", aseveró este martes un Rohaní que insistió en que su país no puede ser una carta electoral o de política nacional en EE.UU.

"Cualquier Administración estadounidense tras las próximas elecciones no tendrá otra opción que rendirse a la resiliencia de la nación iraní", avisó, animando al resto del mundo a decir "no" al "matonismo y la arrogancia".