Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Mundo

Primer ministro israelí insta a su principal socio de Gobierno a no ir a elecciones y le acusa de hacer de oposición

Las reacciones del primer ministro se dan después que Beny Gantz apoyará ayer miércoles una moción inicial de la oposición para disolver la Knéset 

Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.EFE

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, llamó hoy a su principal socio de Gobierno, Beny Gantz, a impedir unos nuevos comicios, después de que éste apoyase ayer miércoles una moción inicial de la oposición para disolver la Knéset (Parlamento).

"Desafortunadamente, Beny Gantz va detrás de (Yair) Lapid (jefe de la oposición) y de (Naftali) Benet, que quieren ir a elecciones por las encuestas", criticó hoy Netanyahu tras la aprobación este miércoles en la Knéset por 61 votos frente a 54 la moción de disolución, que aún deberá ser aprobada en otras tres lecturas.

"Los ciudadanos de Israel quieren vacunas y no elecciones, quieren más apoyo económico, y no elecciones, más acuerdos de paz, y no elecciones. En estos momentos, se debe dejar de lado la política. Gantz, ¡no es tarde para impedir las elecciones!", señaló en un mensaje esta mañana en su cuenta de Twitter.

Tras la aprobación en lectura provisional de ayer, la ley de disolución deberá pasar por el Comité Interior de la Cámara, que hará los preparativos para las otras tres lecturas en las que debe aprobarse para salir adelante, un proceso que puede tardar semanas.

En este periodo Gantz, titular de Defensa y primer ministro alterno, que debería sustituir en el cargo a Netanyahu en noviembre de 2021, según el acuerdo de coalición, todavía puede llegar a un pacto con éste para solventar sus diferencias y seguir manteniendo el Ejecutivo de unidad.

El principal enfrenamiento entre ambos es la aprobación del presupuesto general del Estado, que según el pacto de Gobierno debería haberse aprobado en agosto y ser bianual, para 2020 y 2021. Ambos acordaron retrasar su aprobación hasta el 23 de este mes, por falta de acuerdo, y Netanyahu quiere solo aprobar el de 2020 y dejar el de 2021 para más adelante.

El motivo no es solo económico: no tener un presupuesto aprobado para 2021 permite a Netanyahu convocar nuevas elecciones y no ceder el cargo a Gantz mientras el gobierno siga en funciones y se celebren nuevos comicios.

En una conferencia de prensa anoche, el primer ministro acusó a Gantz de "actuar como la oposición dentro de la coalición" y afirmó que la atención del Gobierno debe centrarse en la lucha contra la pandemia, en "salvar vidas".

Gantz respondió que "la campaña de ocultación y mentiras se ha acabado. Es hora de actuar. Todos sabemos la verdad, que es que si no hubiera juicio (de corrupción de Netanyahu) habría un presupuesto, habría un gobierno funcional y habría unidad".

Según la cadena pública de televisión Kan, Netanyahu habría ofrecido tener el presupuesto de 2021 aprobado a finales del próximo enero, pero Azul y Blanco quiere garantías, que no ha recibido.