28 de Sep de 2021

Mundo

Embajador de la UE en El Salvador sobre destituciones: no somos metidos

La Unión Europea reaccionó el lunes a los sucedido el 1 de mayo en la Asamblea Legislativa y consideró que las decisiones de destituir a los magistrados es un ataque al Estado de derecho

Embajador de la Unión Europea (UE) en El Salvador, Andreu Bassols.
Embajador de la Unión Europea (UE) en El Salvador, Andreu Bassols.EFE

El embajador de la Unión Europea (UE) en El Salvador, Andreu Bassols, dijo este viernes que la reacción ante las destituciones de magistrados constitucionales y del ahora exfiscal general Raúl Melara por parte del Parlamento de El Salvador "no es por ser metidos".

"Cuando se manifiesta sobre cuestiones como las que sucedieron el sábado, no somos metidos (entrometidos). Al contrario somos absolutamente convencidos de que los amigos deben trabajar y colaborar conjuntamente", manifestó Bassols a un grupo de periodistas.

Señaló que la UE quiere seguir cooperando con El Salvador "más y mejor" y subrayó que "nosotros estamos convencidos que los mejores amigos de El Salvador y los mayores cooperantes de El Salvador quieren lo mejor para El Salvador".

La Unión Europea reaccionó el lunes a los sucedido el 1 de mayo en la Asamblea Legislativa, de mayoría oficialista, y consideró que las decisiones de destituir a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)y al ahora exfiscal general son un ataque al Estado de derecho.

"Las decisiones tomadas por la Asamblea Legislativa de El Salvador el 1 de mayo de destituir a los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, al Fiscal General de la República, y los consiguientes nuevos nombramientos, atentan contra el Estado de derecho y la separación de poderes en el país", señaló en un comunicado del Servicio Europeo de Acción Exterior.

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, sostuvo una reunión el lunes con el cuerpo diplomático destacado en el país, entre ellos Bassols, en la que justificó la decisión del Congreso y reclamó a los embajadores por las condenas y críticas que se hicieron al respecto.

La reunión, a la que no asistió el encargado de negocios de Estados Unidos, Brendan O'Brien, era de carácter era de carácter privado, pero fue difundida la noche del martes en una cadena nacional.

Bukele aseguró a los embajadores que "las cosas que están sucediendo en El Salvador son básicamente un producto de las elecciones" de febrero pasado.

"No solo teníamos el poder de hacerlo, sino que el pueblo nos lo pidió", indicó al agregar que, a su juicio, "no tenía lógica" cuestionar al país.

"No nos esperábamos en ningún momento una condena internacional porque no había nada que condenar", añadió.

Al menos tres de los embajadores que estuvieron en la reunión con Bukele confirmaron en redes sociales que la reunión trasmitida a nivel nacional se dio el lunes y que existía un acuerdo de privacidad.

"Gracias Presidente @nayibbukele por poner en cadena nacional una reunión privada que tuvimos ayer (el lunes)", escribió Bassols en Twitter minutos después de terminada la cadena nacional.

El diplomático dijo a Bukele en la cita que "fue chocante" ver las destituciones "sin trámites previos" y "sin que ellos (los magistrados) pudieran decir prácticamente nada".

El Salvador se encuentra bajo la mirada del mundo por la decisión del Parlamento, una acción considerada como un golpe al sistema de separación de poderes y duramente criticada por la comunidad internacional, especialmente Estados Unidos.