28 de Nov de 2021

Mundo

La marina británica da por concluido el supuesto asalto a un buque en el golfo de Omán

Según varias agencias de seguridad marítima, al menos tres buques de bandera de Hong Kong, Panamá y Vietnam, se vieron implicados ayer en el incidente

Un buque navega en el golfo de Omán, al este de la costa de Fujairah, en Emiratos Árabes Unidos
Un buque navega en el golfo de Omán, al este de la costa de Fujairah, en Emiratos Árabes UnidosEFE

La Marina británica indicó este miércoles que unos asaltantes que habían supuestamente secuestrado un barco en el golfo de Omán han dejado el buque y ya se encuentra "a salvo", en lo que supone otro incidente más en esa zona.

La entidad de la Marina británica Operaciones Marítimas Comerciales (UKMTO, en inglés), que ofrece información para el comercio marítimo internacional, dijo en su página web que el incidente se ha "cerrado" después de que los "asaltantes dejaran el buque", afirmando que el barco está "a salvo", sin dar más detalles.

Ayer la UKMTO afirmó que un buque había sufrido un "potencial secuestro no relacionado con la piratería" en el golfo de Omán, al este de la costa de Fujairah, en Emiratos Árabes Unidos, sin dar más detalles.

Lloyd's List, publicación especializada de la industria marítima, confirmó esta información e indicó que "hombres armados se apoderaron del petrolero con bandera panameña "Asphalt Princess" frente al Golfo de Omán" e iba a ser dirigido a Irán, según sus fuentes, aunque este último país ha negado estar involucrado en este incidente.

Según varias agencias de seguridad marítima, al menos tres buques de bandera de Hong Kong, Panamá y Vietnam, se vieron implicados ayer en el incidente, mientras que al menos dos embarcaciones perdieron el control momentáneamente.

Los tres buques, según las agencias de seguridad marítima, son petroleros que se encuentran en el golfo de Omán, donde la semana pasada un buque cisterna de bandera liberiana sufrió un incidente todavía confuso que algunos países como el Reino Unido atribuyen a un ataque perpetrado por Irán y en el que fallecieron dos personas.

Sin embargo, Irán ha desmentido que esté detrás del incidente.