30 de Nov de 2021

Mundo

Los talibanes se apoyan en China para la reconstrucción de Afganistán

Durante las reuniones, encabezadas por el ministro de Relaciones Exteriores afgano y su homólogo chino se habló también sobre "el fortalecimiento de las relaciones entre ambos países"

El portavoz oficial del gobierno talibán, Abdul Salam Hanafi (c) hablaba para los medios en Moscú, durante la tercera ronda de conversaciones sobre Afganistán, celebrada la semana pasada en Moscú.
El portavoz oficial del gobierno talibán, Abdul Salam Hanafi (c) hablaba para los medios en Moscú, durante la tercera ronda de conversaciones sobre Afganistán, celebrada la semana pasada en Moscú.EFE

Los talibanes mantuvieron este martes un encuentro en Doha con una delegación de alto nivel chino para tratar cuestiones "importantes" para la reconstrucción de Afganistán, y que incluyó el anuncio de ayuda por valor de 5 millones de dólares, en medio de la severa crisis humanitaria que padece el país asiático.

"Esta mañana, una delegación del Emirato Islámico (como se autodenomina el Gobierno talibán) (...) se reunió con una delegación china (...) para discutir sobre temas políticos, diplomáticos, económicos y otros asuntos importantes", afirmó a Efe el portavoz talibán, Bilal Karimi.

Durante las reuniones, encabezadas por el ministro de Relaciones Exteriores afgano, Amir Khan Mutaqi; y su homólogo chino, Wang Yi; se habló también sobre "el fortalecimiento de las relaciones entre ambos países y la asistencia humanitaria de China en Afganistán", agregó.

En concreto, China se comprometió a proporcionar asistencia humanitaria a Afganistán por valor de 5 millones de dólares, informó en un comunicado el portavoz oficial de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

Pese a que no se revelaron todos los detalles de las conversaciones, Karimi adelantó que se tomaron algunas decisiones en materia de "exportación de frutos secos afganos a China" y "el intercambio de estudiantes afganos a institutos educativos" chinos.

La reunión de hoy tiene lugar tras el encuentro que mantuvieron ayer Wang y el mulá Abdul Ghani Baradar, cofundador de los talibanes y jefe adjunto del Gabinete de ministros.

En ella, China expresó su "apoyo" al Gobierno talibán, que "tuvo logros significativos en términos de buen gobierno y seguridad en los últimos dos meses", aseguró la organización fundamentalista en un comunicado.

Ambos líderes hablaron sobre "inversión y (mantener) relaciones positivas entre los dos países", indicó Karimi, sin aportar más detalles.

También se pusieron sobre la mesa "todos esos asuntos que generan ganancias y conducen al desarrollo y el progreso de los dos países (...), incluidos los temas (relacionados con proyectos) del pasado" que podrían reanudarse en el futuro en Afganistán.

Mujahid informó de la creación de tres comités para realizar un seguimiento sobre las cuestiones políticas y diplomáticas; la cooperación y coordinación; y los asuntos económicas para la implementación de proyectos y el impulso del sector de la minería en Afganistán.

China y Afganistán han compartido a lo largo de los años intereses mutuos en asuntos relacionados con los servicios públicos y el sector minero.

En las últimas dos décadas, las empresas chinas firmaron varios contratos para la creación de proyectos económicos y de desarrollo en Afganistán, y casi ninguno llegó a finalizarse ante la inestabilidad del país y la falta de cooperación entre ambas naciones.

Por ejemplo, el proyecto para la extracción de cobre en Aynak, una de las minas más grandes del mundo situada al sur de Kabul, se firmó con la Corporación Metalúrgica de China (MCC) en 2007, y nunca llegó a implementarse.

La construcción de ferrocarriles y algunos proyectos petroleros en el norte de Afganistán fueron otros acuerdos firmados con China en los últimos años que tampoco llegaron a completarse debido a la situación de inseguridad en el país.