07 de Dic de 2021

Mundo

Biden y Erdogan tratan de arreglar sus tensiones recientes en el G20

La cumbre del G20 de dos días concluye hoy, domingo, con una rueda de prensa del primer ministro italiano, Mario Draghi

Joe Biden (iz)
El presidente estadounidense, Joe Biden (iz), y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan (de).EFE

El presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, se reunieron hoy en Roma, al margen de la cumbre de líderes del G20 y conversaron sobre cómo fomentar las relaciones constructivas y gestionar los desacuerdos de forma eficaz, en alusión a cuando Ankara estuvo a punto de expulsar a diez embajadores occidentales, incluyendo el de EE.UU, entre otras cuestiones.

"El presidente Biden subrayó su deseo de mantener relaciones constructivas, ampliar las áreas de cooperación y gestionar los desacuerdos de manera eficaz. Expresó su agradecimiento por las casi dos décadas de contribución de Turquía a la misión de la OTAN en Afganistán", explicó la Casa Blanca en un comunicado.

"Los líderes discutieron el proceso político en Siria, la entrega de asistencia humanitaria a los afganos necesitados, las elecciones en Libia, la situación en el Mediterráneo Oriental y los esfuerzos diplomáticos en el sur del Cáucaso", añadió la nota.

El mandatario estadounidense también reafirmó la importancia de Turquía como aliado de la OTAN, pero señaló sus preocupaciones por la posesión de Turquía del sistema de misiles ruso S-400.

Asimismo hizo hincapié en la importancia de unas instituciones democráticas sólidas, el respeto de los derechos humanos y el estado de derecho para la paz y la prosperidad.

La reunión comenzó en torno a las 10.20 horas locales (9.20 GMT) y duró alrededor de una hora.

Erdogan dio marcha atrás la semana pasada a la expulsión de los embajadores de Alemania, Dinamarca, Francia, Finlandia, Países Bajos, Suecia, Noruega, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos, que habían pedido en una carta la liberación del empresario y activista turco Osman Kavala, que lleva cuatro años en prisión preventiva.

Los diplomáticos criticaron los continuos retrasos en el juicio del activista, que "arrojan una sombra sobre la Judicatura turca", y recordaron que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya ha decretado su puesta en libertad, que no se ha producido.

Erdogan consideró estas frases un intento inaceptable de "dar lecciones" a Turquía y el día 23 de octubre anunció que había "dado instrucciones al Ministerio de Exteriores" de declarar cuanto antes persona non grata a los diez embajadores, el paso formal que conlleva la expulsión de un diplomático.

La cumbre del G20 de dos días concluye hoy, domingo, con una rueda de prensa del primer ministro italiano, Mario Draghi, que resumirá los acuerdos alcanzados sobre fiscalidad, sanidad y cambio climático, antes del arranque el lunes la XXVI Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) en Glasgow.