25 de Sep de 2022

Mundo

La ONU nombra a los expertos que investigarán el ataque a la cárcel ucraniana

Ucrania niega rotundamente estar detrás del bombardeo que acabó con la vida de sus propios hombres y ha apuntado a mercenarios de la compañía militar privada rusa Wagner

La ONU nombra a los expertos que investigarán el ataque a la cárcel ucraniana
La ONU nombra a los expertos que investigarán el ataque a la cárcel ucranianaEFE

La ONU anunció este lunes el nombramiento de los tres expertos que compondrán la misión que investigará el ataque perpetrado en julio pasado contra una cárcel en la autoproclamada República Popular de Donetsk, en el que murieron medio centenar de prisioneros ucranianos y cuya autoría es objeto de acusaciones cruzadas entre Rusia y Ucrania.

El teniente general retirado Carlos Alberto dos Santos Cruz, de Brasil, será el jefe de esta investigación, cuyos otros dos miembros serán la islandesa Ingibjörg Sólrún Gísladóttir e Issoufou Yacouba, de Níger.

Dos Santos Cruz ha ocupado a lo largo de los años varios puestos en Naciones Unidas, incluido el de comandante de las misiones de la organización en la República Democrática del Congo y en Haití.

El jefe de la ONU, António Guterres, anunció a principios de agosto que iba a desplegar esta misión de investigación sobre el ataque en la prisión ucraniana de Olenivka después de haber recibido solicitudes tanto de Rusia como de Ucrania.

Las pesquisas buscarán recabar pruebas para tratar de esclarecer lo ocurrido, aunque Naciones Unidas no tiene autoridad para emprender acciones por vía penal contra los responsables.

Por ahora, no hay fecha para el despliegue de la misión y el portavoz Stéphane Dujarric dijo que la organización está en contacto con las partes del conflicto para garantizar tanto la seguridad de los expertos como que puedan realizar su trabajo con total libertad y tengan acceso a los lugares, personas y documentos que consideren necesarios.

Rusia responsabiliza a Ucrania de esta "matanza" registrada en la cárcel de Olenivka y que, según asegura, se perpetró con misiles Himars, suministrados por Estados Unidos al Ejército ucraniano.

Mientras, Ucrania niega rotundamente estar detrás del bombardeo que acabó con la vida de sus propios hombres y ha apuntado a mercenarios de la compañía militar privada rusa Wagner.

Rusia confirmó la muerte de 50 de los 193 prisioneros ucranianos que se encontraban en la penitenciaría, entre los que pueden figurar miembros del batallón ultranacionalista Azov, considerados "nazis" por las autoridades rusas.