Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Mundo

Al menos tres muertos y seis heridos en una explosión suicida en Islamabad

un oficial de policía murió y otras seis personas, entre ellas cuatro agentes, resultaron heridos

Escenario del atentado de este 23 de diciembre en Islamabad en el que han muerto al menos tres personas
Escenario del atentado de este 23 de diciembre en Islamabad en el que han muerto al menos tres personasEFE

Al menos tres personas murieron y otras seis resultaron heridas este viernes en Pakistán después de que un ataque suicida con explosivos de un hombre, cuando la Policía detuvo su vehículo para una inspección en el sur de Islamabad.

El atacante iba acompañado de una mujer y conducía un vehículo cargado de explosivos cuando la Policía lo detuvo para registrar el automóvil, según informó a la prensa el subinspector general de Policía, Sohail Zafar.

"La pareja salió del automóvil y el hombre, mientras los oficiales lo revisaban, entró nuevamente al vehículo" detonó la explosión, precisó.

Como resultado, además de los atacantes, un oficial de policía murió y otras seis personas, entre ellas cuatro agentes, resultaron heridos.

Los oficiales detuvieron el vehículo por considerarlo sospechoso durante un control, ya que la seguridad en Islamabad se encuentra en alerta máxima ante el aumento reciente de ataques terroristas, señaló la Policía de Islamabad en un comunicado posterior.

Por el momento se desconoce hacia dónde se dirigían los atacantes, así como su objetivo potencial o si pertenecían a alguna célula terrorista.

Tras conocerse el suceso, el primer ministro paquistaní, Shehbaz Sharif, condenó en un escrito el ataque y alabó la respuesta del personal policial, que "detuvo a los terroristas sacrificando su sangre" por el país.

El ataque se produce un día después de que la Policía de Islamabad emitiese un comunicado advirtiendo que había revisado a 2.024 personas, motocicletas y vehículos sospechosos, como parte de una medida de seguridad impuesta en medio de un recrudecimiento de las operaciones insurgentes en el país, especialmente en las provincias de Khyber Pakhtunkhwa, en el noroeste, y Baluchistán, en el sur.

Al menos tres personas, dos de ellos civiles, murieron el pasado lunes en un ataque suicida en Khyber Pakhtunkhwa, fronteriza con Afganistán. Un día antes, en la misma provincia, cuatro agentes fallecieron y otros cuatro resultaron heridos en un ataque armado y posterior enfrentamiento con presuntos insurgentes.