Argentina cierra un "maravilloso" foro de DDHH al celebrar 40 años de democracia

Actualizado
  • 24/03/2023 00:00
Creado
  • 24/03/2023 00:00
Cuatro décadas después del retorno de la democracia, que se cumplirán el 10 de diciembre, Argentina es considerada un ejemplo en las políticas de memoria, verdad y justicia

La tercera edición del Foro Mundial de Derechos Humanos culminó este jueves en Buenos Aires tras cuatro días en que expertos internacionales y referentes de izquierda protagonizaron debates que no estuvieron exentos de fuertes posicionamientos políticos, el año en que se cumplen cuatro décadas de democracia en Argentina.

"Estos días nos han ayudado a reflexionar, saber cada uno y una que la lucha es única, que los derechos humanos no tienen fronteras y, lógicamente, que tenemos que hacer memoria", aseveró Adolfo Pérez Esquivel, Nobel de la Paz en 1980, en el acto de clausura.

Para el veterano activista, de 91 años, "cuando se violan los derechos humanos, la democracia se debilita y deja de ser democracia", por lo que llamó a "estar unidos en la diversidad", ya que, pese a las diferencias de pensamiento, "todos tenemos objetivos comunes como la dignidad de la persona humana, el derechos de los pueblos", dijo.

Pérez Esquivel hizo repaso a la situación de diversos países o conflictos, como el de Ucrania, que a su juicio "no es una guerra" entre ese país y Rusia, sino "una guerra de Estados Unidos y la Unión Europea": "Y le digo a los europeos: Recuperen su voz propia, no sean satélites de los Estados Unidos. Recuperando su voz Europa va a tener otro camino para ser libres y no ser una colonia".

La antigua Escuela de Mecánica de la Armada, donde estuvo el mayor centro clandestino de detención y tortura y desaparición de personas de la última dictadura (1976-1983), convertido ahora en espacio de memoria, ha sido el simbólico escenario de las conferencias.

Un evento "maravilloso", según palabras de Fernanda Gil Lozano, directora ejecutiva del Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas -organismo que ha organizado el foro junto al Gobierno argentino-, en el que ha habido 22.000 asistentes a 1.200 ponencias con representantes de más de 80 países.

Entre ellos, los exmandatarios Evo Morales (Bolivia); Ernesto Samper (Colombia); Rafael Correa (Ecuador) y José Luis Rodríguez Zapatero (España), así como otros referentes políticos, sociales o judiciales como el exjuez español Baltasar Garzón, en cuya carrera dirigió causas de alto impacto internacional, como en la que ordenó en 1998 el arresto del exdictador chileno Augusto Pinochet.

APOYO A CRISTINA FERNÁNDEZ

Los derechos humanos relacionados con memoria democrática; las luchas de las mujeres; la seguridad ciudadana; la niñez y adolescencia o las personas con discapacidad; así como los retos que presenta el "negacionismo" fueron algunas de las cuestiones planteadas desde que el lunes pasado el presidente argentino, el peronista Alberto Fernández, encabezó la ceremonia inaugural.

Uno de los temas mencionados constantemente fue la persecución judicial que denuncian dirigentes latinoamericanos izquierdistas como la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, condenada en diciembre pasado en primera instancia a seis años de prisión e inhabilitación política por corrupción en su tiempo como presidenta (2007-2015).

"Durante estos días hemos hablado del 'lawfare', la utilización de la justicia con fines políticos. La judicialización de la política, la negación de las garantías fundamentales del debido proceso que está afectando a dirigentes progresistas", señaló este jueves Samper, en un mesa previa al cierre.

El expresidente colombiano, que junto a Correa pidió la creación de un sistema latinoamericano de derechos humanos que reemplace al interamericano -sujeto, remarcaron, a los intereses de Estados Unidos-, solicitó un aplauso para Fernández que fue contestado por el público cantando al son de "Cristina presidenta", a pocos meses de las próximas elecciones.

Ya el martes, la vicepresidenta fue la protagonista de un acto del Grupo de Puebla -que reúne a líderes progresistas iberoamericanos- organizado para brindarle su apoyo.

EL EJEMPLO DE ARGENTINA

Cuatro décadas después del retorno de la democracia, que se cumplirán el 10 de diciembre, Argentina es considerada un ejemplo en las políticas de memoria, verdad y justicia.

"El único país que juzgó sistemáticamente a los criminales de la dictadura, eso no lo ha hecho ningún país de América Latina", valoró Correa, quien también se mostró muy crítico con los medios de comunicación.

"Mientras América Latina tenga la prensa que tiene, no tendremos elecciones libres, sino manipuladas. La prensa latinoamericana no es mala, es requetemala, no es que esté apoyando la democracia, nos la ha robado. Mientras no hagamos algo con la prensa que tenemos no vamos a tener democracia", sentenció.

En esta jornada de clausura, en la que se anunció que Colombia acogerá el foro de 2024, se emitió una declaración en apoyo al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, preso en una cárcel de Reino Unido mientras se dirime su extradición a Estados Unidos.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus