Gobierno y disidencias de las FARC establecerán mesa de conversaciones de paz

Actualizado
  • 14/03/2023 00:00
Creado
  • 14/03/2023 00:00
El anuncio supone que será el segundo grupo con el que el Gobierno colombiano buscará la paz y se espera que este proceso, a diferencia del que se realiza con el ELN, se haga en el país
En su búsqueda de la paz total en Colombia, el presidente anunció el pasado 31 de diciembre un cese el fuego por seis meses con el ELN.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció ayer que el Gobierno y el Estado Mayor Central (EMC) de las disidencias de las antiguas FARC establecerán una mesa de conversaciones de paz luego de que la fiscalía anunciara que se levantaron las órdenes de captura contra 19 miembros de ese grupo.

“Comienza un segundo proceso de paz. Se establecerá una mesa entre el Gobierno y el Estado Mayor Central”, dijo Petro en un mensaje en Twitter.

Horas más tarde en la localidad de Rosas (suroeste), el jefe de Estado dijo que “con esta posibilidad que inicia hoy, dada la actitud del fiscal de aceptar los nombres de las personas que actuarán como voceros de esa agrupación, prácticamente la mitad de las personas armadas hoy entran a un proceso de paz con el Gobierno”.

Igualmente dijo que “aún falta la mitad (de las disidencias)”.

“Estamos esperando los acontecimientos que se deriven de esa otra mitad, que aún continúa en la violencia.

Al referirse a la nueva mesa de diálogo explicó que es con lo que “se llama Estado Mayor Central y su origen son los frentes de las FARC, que no firmaron el Acuerdo de Paz con (el entonces presidente Juan Manuel) Santos, quienes quedaron por fuera de ese acuerdo por diversas razones”.

Ahora, concluyó, esas disidencias “se han integrado para finiquitar, yo diría, ese acuerdo de paz pasado y volverlo completo”.

El mandatario ha defendido una política de “paz total” a la que pretende vincular a varios grupos armados que operan en el país para iniciar negociaciones de paz, aunque por el momento la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) es el único con el que se ha iniciado un diálogo formal.

En ese sentido, el anuncio de hoy supone que el EMC será el segundo grupo con el que el Gobierno colombiano buscará la paz y se espera que este proceso, a diferencia del que se realiza con el ELN, se haga en el país.

En su búsqueda de la paz total en Colombia, el presidente anunció el pasado 31 de diciembre un cese el fuego por seis meses con el ELN, el Estado Mayor Central, la Segunda Marquetalia (otra disidencia de las FARC), el Clan del Golfo y los paramilitares de la Sierra Nevada.

Sin embargo, días después el ELN dijo que no se sumaba a ese pacto porque fue anunciado sin haber sido acordado en la mesa de negociación y de forma unilateral.

El Estado Mayor Central es una disidencia de las FARC liderada por alias “Iván Mordisco”, que nunca firmó el acuerdo de paz de 2016 por lo que no habría problemas jurídicos para entablar unas conversaciones que puedan desembocar en un acuerdo.

Suspensión de las órdenes de captura

El fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, anunció este lunes la suspensión de las órdenes de captura contra 19 líderes del EMC por petición del Gobierno para avanzar en una posible negociación de paz.

“Decidí suspender dichas órdenes de captura hoy y es importante destacar que ninguna de esas personas solicitadas en la Resolución 039 (...) tiene órdenes de captura con fines de extradición”, expresó Barbosa en una declaración.

En la Resolución 039, del pasado 8 de marzo, el Gobierno reconoció a 19 personas como miembros del EMC de las disidencias de las FARC y pidió a la autoridad competente, que es la fiscalía, suspender las órdenes de captura “durante el término en que las personas relacionadas (...) mantengan el reconocimiento de miembro representante”.

Barbosa aclaró que de esa lista está excluido Alonso Velosa, conocido como “John Mechas”, principal cabecilla del Frente 33 que opera principalmente en el departamento de norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

A alias “John Mechas” se le atribuye el ataque a tiros de junio de 2021 contra el helicóptero en el que volaba el entonces presidente Iván Duque cuando el aparato se aproximaba a Cúcuta, la capital regional, y un atentado unos días antes contra un cantón militar de la ciudad.

Por otra parte, el fiscal Barbosa aclaró que “esta decisión es diferente a la que se produjo por solicitud del presidente de la República el 11 de enero de este año, que buscaba beneficiar a miembros del Clan del Golfo”.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus