Temas Especiales

27 de Jun de 2022

Nacional

Las huellas de ‘Ike’ entre Cuba y Texas

PANAMÁ. El huracán ‘Ike’ llegó el sábado, a primeras horas, a Texas, dejando según los informes iniciales daños importante, incluso no ...

PANAMÁ. El huracán ‘Ike’ llegó el sábado, a primeras horas, a Texas, dejando según los informes iniciales daños importante, incluso no se descarta que haya provocado víctimas fatales. Lo mismo hizo a mediados de semana en Cuba donde dejó un millón de desplazados y siete muertos, y días antes cuando devastó comunidades en la isla de Haití.

En solo ocho horas en Texas los daños han sido “significativos”, admitió el secretario nacional de Seguridad de los Estados Unidos, Michael Chertoff al informar sobre los primeros efectos del huracán.Son al menos dos muertos y una persona desaparecida en los estados de Texas y Luisiana.

Se trata de una mujer residente en la localidad de Pinehurst que murió mientras dormía, al caer sobre su casa un árbol. En Luisiana un adolescente de 16 años se ahogó al caer de un barco de pesca en la laguna Dularge, inundada por el huracán.

Chertoff se desplazó en la tarde a las zonas afectadas, para constatar la magnitud de los daños. "Ha sido una tormenta muy peligrosa", declaró antes de partir en Washington.

El tendido eléctrico en Texas y Luisiana ha sufrido graves daños. Según las compañías eléctricas, alrededor de 2.6 millones de personas en ambos estados se han quedado sin suministro y es posible que se tarden semanas en restablecerlo por completo.

En el sitio miles de viviendas inundadas, incendios y cristales arrancados de rascacielos, muestran la huella de Ike.

Mientras en Cuba 1.2 millones de evacuados intentaban ayer regresar a sus hogares, muchos de los cuales estaban totalmente destruidos.

Los afectados permanecen en refugios hasta que se dé la orden de regresar.

El Gobierno cubano utiliza a todas las reservas para atender a los millones de damnificados por "Ike", mientras los fallecidos ascienden a siete y los cálculos del desastre se acercan a los 10.000 millones de dólares.