Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Nacional

Falta de seguridad en el Xtra

PANAMÁ. “Negligencia”, esa fue la causa que dio Rosa de Méndez, directora nacional de Inspección Laboral del Ministerio de Trabajo y Des...

PANAMÁ. “Negligencia”, esa fue la causa que dio Rosa de Méndez, directora nacional de Inspección Laboral del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) a la tragedia del Súper Xtra, en donde murieron dos trabajadores: un carnicero, Edgar Pittí y un aseador Benigno Mojica, el pasado domingo mientras realizaban una supuesta limpieza en el área de la planta de tratamiento de aguas residuales del comercio.

Ella dio las razones: “Ese un lugar confinado (cerrado) no debe bajar nadie, allí se meten unos equipos, unas mangueras, que son las que sacan el material. Nunca una persona debió bajar a ese lugar”, enfatizó la funcionaria quien señaló como responsables al Súper Xtra. “Si mandaron a los trabajadores o no, esa es su responsabilidad”. A la vez dijo que la multa correspondiente por parte del Mitradel es por 500 dólares, aunque no descarta que el caso pueda pasar a instancias superiores.

Mientras que en el Ministerio de Salud (MINSA) todavía no se ha cerrado la investigación. El coordinador de Salud Ocupacional, Martín Alpirez quedó extrañado con el accidente debido a que en la institución se conoce a la empresa que estaba contratada para hacer las labores de limpieza del tanque séptico del súper, per no fue mencionado. Alpirez sostuvo que existe la probabilidad de que los empleados hayan carecido del entrenamiento y equipo necesario para hacer las labores.

Las sanciones según el Código Sanitario oscilan entre de 10 a 100 mil dólares.

La operación del tanque séptico fue interrumpida temporalmente y el Departamento de Protección de Alimentos (DEPA) evalúa la posibilidad de suspender la actividad comercial en la cadena de supermercado Xtra. Al respecto el capitán Edgar Mendives del Cuerpo de Bomberos de Panamá explicó que los gases malignos carecen de olor, pues se confunden con otros más fuertes, por lo que los hombres entraron al lugar percatarse del peligro.