Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Nacional

Asesinos frustrados a juicio

PANAMÁ. Dos adolescentes acusados por el atentado contra Héctor Ávila han sido llamados a juicio. La audiencia preliminar se realizará ...

PANAMÁ. Dos adolescentes acusados por el atentado contra Héctor Ávila han sido llamados a juicio. La audiencia preliminar se realizará esta mañana en el Juzgado Primero Penal de Adolescentes.

El hecho ocurrió la noche de 23 de mayo pasado. Según la reconstrucción del intento de asesinato, procedimiento usual en casos de homicidio, los atacantes, de 16 y 17 años, esperaban a Ávila en la entrada del multifamiliar donde vive en la Calle 23, El Chorrillo. Mientras uno hizo guardia, el otro disparó cuatro veces al dirigente comunitario con balas de 9 mm.

El primer tiro le dio en el hombro. El siguiente atravesó su muslo derecho, tumbándolo al piso. En eso, el asesino frustrado le puso su escuadra en la cara y disparó el tercero. La bala entró debajo de su labio inferior, destrozándole los dientes inferiores y dejando el hueso mandibular en fragmentos. El tiro de gracia sería atrás de la oreja derecha, pero de milagro la bala resbaló del hueso craneal. Ávila sobrevivió para identificarlos.

Los dos menores, cuyos nombres no se revelaron, se han acogido al código del silencio. Ávila relaciona el atentado con los reclamos fuertes que ha hecho en el programa radial “Sin Pelos en la Lengua” para que se cumpla el testamento de Wilson Lucom. El inversionista norteamericano, fallecido hace dos años, dejó una legado multimillonario a los niños pobres de Panamá, pero una familia poderosa pretende tumbar la herencia.

"No habrá nada que pare mi lucha para que los millones de Lucom lleguen a los niños", dijo. Unos días antes del atentado Ávila encabezó una marcha de niños de el Chorrillo hacia la Corte Suprema para apurar a los magistrados. El caso Lucom ha sido estancado durante casi dos años. Según la caridad Nutre Hogar, solamente en la Comarca Ngöbe Buglé, dos niños mueren de hambre cada tres días.

En cuanto a “Sin Pelos en la Lengua”, el programa está fuera del aire a razón del atentado. Así dijo a La Estrella el dueño de la emisora KW Continente, Rodrigo Correa. “Héctor quedó muy mal y no podía hablar. Ha solicitado regresar al aire, pero consideró que no está en condiciones todavía”.Ávila fue atendido por el Dr. Moisés García Montenegro, jefe de cirugía maxilo facial del Hospital Santo Tomás.

Quedó casi tres meses con un fijador rígido clavado en su mandíbula. La bala aún lo limita a expresarse bien. Le falta una operación para extraerla e instalarle una prótesis en la cavidad bucal.

El dirigente comunitario agradeció la iniciativa de “Cañita”_ como le apodan a Rodrigo Correa_ de ofrecerle el programa controversial en mayo de 2004, y desea volver al aire cuanto antes, a pesar de que su familia no quiere que se exponga.

Su seguridad preocupa también a Fernando Correa, el director de noticias de la emisora e hijo del propietario. “En ocasiones antes del atentado le preguntaba a Héctor si no le daba miedo que un día de estos... Nadie quiere que pase de nuevo”, explicó a La Estrella.Avila, sin embargo, no ha sido intimidado por el ataque.

“Yo no tengo miedo a morir. Lo que me sucedió a mí me da mucha más fuerza para seguir adelante”.