28 de Feb de 2020

Nacional

El agua, los pone en apuro

CHIRIQUÍ. Cansados de recoger agua en cubos y recorrer largas distancias para lograr obtener un poco del preciado líquido, se encuentra...

CHIRIQUÍ. Cansados de recoger agua en cubos y recorrer largas distancias para lograr obtener un poco del preciado líquido, se encuentran los moradores de la comunidad de Hato San Juan y San Juan Cerrillo, ubicados en el corregimiento de San Juan, Distrito de San Lorenzo en Chiriquí.

Actualmente los dos acueductos rurales existentes funcionan por bombeo y casi nunca tienen agua.

Luis Hernández, representante de este sector dijo que a diario a las 5:00 a.m. se pone la turbina a trabajar, y entre 7:00 y 9:00 a.m., se abren las llaves para que las personas puedan recoger el vital líquido.

El concejal indicó, que esta situación se ha convertido en el principal problema del área, donde habitan aproximadamente 600 personas y la población infantil es alta.

“Existe una cuota que se cobra de tres dólares mensuales, pero hay gente que se atrasa en los pagos, es por ello que en la mayoría de las veces no alcanza para cancelar a EDEMET-EDECHI, lo que gasta la turbina. Hay meses en que nos llega el recibo de la luz hasta por 500 dólares”, añadió.

Recientemente fue aprobado con la partida del PRODEC 2008-2009 el proyecto de un nuevo acueducto rural, sin embargo, Hernández manifestó que de acuerdo a cotizaciones efectuadas, tal vez con esta partida no alcance, porque los costos para este tipo de construcción son muy altos, por lo que hizo un llamado al director del IDAAN, Guillermo Ardila para que en conjunto con la partida de PRODEC, se puedan abaratar los costos.

“En la medida de lo posible, trataremos de ayudarles, lamentablemente la institución está muy golpeada económicamente, tenemos una mora que asciende a 4.2 millones de dólares”, informó el director del IDAAN, Ardila.

Por otro lado, residentes de la barriada Nuevo San José, ubicada en el corregimiento de Las Lomas, Distrito de David, también se quejan porque no cuentan con el servicio de suministro de agua potable.

El lugar se localiza a pocos minutos de la ciudad de David, y en el mismo habitan aproximadamente más de 300 familias.

Los quejosos criticaron el poco interés del IDAAN, frente a la solución de la problemática, que presentan desde hace cuatro años.

Y es que algunas personas se han visto en la necesidad de recoger agua en una quebrada cercana al lugar, la cual no goza de los mejores índices de salubridad, donde incluso los más pequeños se arriesgan a bañarse, mientras que otros familiares lavan o friegan.

En tanto, otros se dirigen a las residencias aledañas del área, para solicitar a algún vecino caritativo les proporcione el vital líquido.

“El principal problema de esta comunidad es que mantiene una deuda con la institución, la cual asciende a 17 mil dólares”, acotó Guillermo Ardila, rector del IDAAN en David.

Recalcó que ya sen han realizado varias conversaciones con miembros de la comunidad, para que a través del Plan “Paga Ya”, puedan amortiguar la deuda. Ardila informó, que actualmente se están haciendo los trabajos para instalar 1 kilómetro de tubería.