Temas Especiales

24 de Jul de 2021

Nacional

El santo de Turín congrega a Panamá

PANAMÁ. Cada año la Basílica de Don Bosco se viste de gala para celebrar la fiesta de su santo padre Don Bosco, e igualmente, la multit...

PANAMÁ. Cada año la Basílica de Don Bosco se viste de gala para celebrar la fiesta de su santo padre Don Bosco, e igualmente, la multitud de fieles se congrega para dar gracias a Dios por los favores y milagros recibidos, o para pedir nuevos, y saludar al santo de la juventud con sus pañuelos blancos.

La procesión estuvo presidida por monseñor Jesús Juárez, obispo salesiano de El Alto, en Bolivia y secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana —quien también predicó la novena de este año—, y por monseñor José Domingo Ulloa, obispo auxiliar de Panamá. Les acompañaron en la marcha procesional por las calles de Calidonia y la Exposición el rector de la Basílica, padre Óscar Rodríguez Blanco y el padre Francisco Verar, mientras las bandas musicales interpretaban conocidos aires y la marcha italiana que es emblemática del tan amado sacerdote piamontés: “Su concierto”.

Y mientras la abigarrada concurrencia desfilaba, el anda que portaba la imagen del santo de Turín iba ornada de flores, y con un diseño especial: cuatro enormes y lucidos medallones, circuían la imagen, como representación de los cuatro evangelistas: el hombre (san Mateo), el león (san Marcos), el toro o buey (san Lucas) y el águila (san Juan).

Estallidos de júbilo, vivas a Cristo, a la Iglesia, al Papa, a María Auxiliadora y a Don Bosco resonaron durante la romería, pero especialmente al llegar la imagen a su sede. Entonces rasgaron el éter los fuegos artificiales, las campanas percutieron en el ambiente, los pañuelos y los aplausos saludaron y los hijos de Don Bosco cantaron felices y mojaron el aire con sus lágrimas, como otra forma de testimoniar su amor a Dios.