Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Nacional

Proyectos carreteros benefician la capital

PANAMÁ. Panamá y Colón son las provincias que más se han beneficiado de la “Visión integral carreteras para el desarrollo”, de la admin...

PANAMÁ. Panamá y Colón son las provincias que más se han beneficiado de la “Visión integral carreteras para el desarrollo”, de la administración del presidente de la República, Martín Torrijos.

Entre ambas provincias el gobierno ha invertido en infraestructura vial: 392,623,990 dólares. Entre tanto, la provincia de Herrera (6,888,413 dólares) y la Comarca Kuna Yala (448,331 dólares), son a las que menos se les ha invertido.

En total, en el periodo comprendido de 2005-2008 la administración Torrijos ha invertido 1,018,000 millones de dólares, y se ha logrado recuperar más de 4,100 kilómetros de red vial nacional.

Estas cifras de inversión en proyectos carreteros se dieron durante el “Gabinete de gestión de infraestructura vial”, que se realizó el pasado 3 de febrero en las inmediaciones de la Cinta Costera.

Según el gobierno, la idea de modernizar las estructuras viales es mejorar las condiciones y la calidad de vida de los ciudadanos. Es por ello que de 2005 al 2008 se invirtió 1,018 millones de dólares, es el presupuesto más elevado en comparación con los últimos tres gobiernos.

PROBLEMAS

La construcción de estos proyectos ha traído retrasos de los contratistas e incomodidades, y molestias de moradores y conductores.

En el caso de la carretera Panamericana que va hacia Darién, los lugareños han considerado que la obra es buena, pero que el gobierno lo hace porque ya se va y quiere quedar bien. Han denunciado que no hay calidad de trabajo en los tramos entre Metetí-Agua Fría y Agua Fría-Bayano.

En la vía Transístmica ha habido quejas por la cantidad de huecos y demoras en la fecha de entrega de la obra por parte de las empresas contratistas, a tal punto que el ministro de Obras Públicas Benjamín Colamarco envió una nota a las ocho empresas que construyen.

Luego de esta nota de advertencia los directivos de estas empresas contratistas hicieron algunos correctivos para tratar de entregar el proyecto en las fechas estipuladas.

Con respecto al proyecto de la Cinta Costera, los conductores se quejaron por los huecos en la vía y los residentes del área, expresaron preocupación por los niveles de ruido, polvo y gases.

En la construcción de la segunda fase del Corredor Norte, los moradores denunciaron afectaciones en sus viviendas producto de las detonaciones que se realizaron. Los moradores tuvieron que ir a la Defensoría del Pueblo a exponer sus problemas y luego de esto hubo el compromiso de efectuar inspecciones y después el tema de la indemnización.