Temas Especiales

17 de Ene de 2022

Nacional

La historia detrás del movimiento

PANAMÁ. Al principio de todo estuvo Kennedy. Sí, el presidente estadounidense John F. Kennedy. El fue el primero en decir que los co...

PANAMÁ. Al principio de todo estuvo Kennedy. Sí, el presidente estadounidense John F. Kennedy. El fue el primero en decir que los consumidores son una masa con poder y tienen derechos; en un aplaudido discurso del 15 de marzo de 1962 ante el Congreso de los Estados Unidos.

Concretamente dijo cuatro cosas claras: los consumidores tienen derecho a productos y servicios seguros, a la información, a poder elegir y a ser escuchados.

Veintitrés años después y producto de movimientos de consumidores, el 9 de abril de 1985 la Asamblea General de Naciones Unidas, adoptó las “Directrices de la ONU para la Protección de los Consumidores”, que entre otras novedades incluía cuatro puntos más: derecho a la satisfacción de necesidades básicas; a ser compensado(a); a la educación; y derecho a un ambiente saludable.

Fue así como ese movimiento aterrizó finalmente en Panamá. Primero se creó —en una oficina en el Ministerio de Comercio e Industria— la Dirección Nacional de Protección al Consumidor, según cuenta Pedro Acosta, pionero de esas ideas en el país, quien fue su director en 1992. También se creó la Oficina de Regulación de Precios.

Pero él cuenta que luego llegó la expansión de los mercados internacionales, las privatizaciones y la instalación de la Organización Mundial del Comercio (OMC), y ambos departamentos estatales fueron eliminados.

Un buen día Acosta desistió de ser funcionario, pero siguió preocupado por la defensa de los consumidores. Se asoció con amigos en 1993 y crearon la organización Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa).

Se unieron a Consumer Internacional, con más de 220 miembros en 115 países; encargado de promover y defender la causa en todo el mundo. En 1996 el Estado creó la Comisión de Libre Competencia y Asuntos de Consumidor (CLICAC) que reemplazó a la Oficina de Regulación de Precios.

Diez años después fue reestructurada y se denominó la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP). Y ya por último en 2007 se creó mediante la Ley 45 la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco).

En el 2001, Pedro Acosta quedó al mando de la Uncurepa.

Fuera de esta, hay otras organizaciones al servicio del consumidor, como el Instituto Panameño de Derechos de Consumidores y Usuarios, presidido por Giovani Fletcher y la Asociación Consumo Ético, con la tutela de Yakarta Ríos.