Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Nacional

Desfalco por más de $300 mil

PANAMÁ. El Cuerpo de Bomberos de Panamá permanece en estado de coma. Su diagnóstico actual es: carencia de equipos completos de protec...

PANAMÁ. El Cuerpo de Bomberos de Panamá permanece en estado de coma. Su diagnóstico actual es: carencia de equipos completos de protección personal, falta de nuevos vehículos apagafuegos, falta de máquinas para control de derrames químicos y emergencias prehospitalarias, suspención de asistencias en las emergencias de bomberos voluntarios que aún no termina.

Precisamente cuando los “camisas rojas” atraviesan la mayor crisis en sus más de 122 años de historia, surge una nueva hecatombe administrativa que involucra a 11 comandantes de zonas y que aclara el panorama del porqué la falta de equipos en el cuerpo bomberil del país.

HECATOMBE

Una investigación realizada por La Estrella reveló que el Consejo de Directores de Zona (CDZ), máximo organismo de la estructura bomberil conformado por 11 coroneles, desvió sin autorización entre el 2004 y 2006 la suma de 339,536.18 dólares provenientes de la Comisión Administradora y Financiera (COADFI) que se le otorga a los bomberos producto del 5% de los seguros de incendios.

COADFI, es el organismo creado para la compra de equipos y uniformes de todo el país, que nunca llegaron a las tropas durante este período.

Las pruebas del delito están plasmadas en el informe de auditoría 427-004-2007/DAG-DAAG que hizo la Contraloría General de la República al Consejo de Directores de Zona en el período 2006-2007.

El informe detalla que la utilización de los fondos del COADFI por parte del CDZ viola el artículo 42 de la Ley 55 del 20 de diciembre de 1984 que dice: “Todo fondo que genere el impuesto será destinado al sostenimiento de las oficinas de seguridad de las instituciones de bomberos, y para la adquisición de materiales, equipos, uniformes para combatir incendios, construcción, reparación y sostenimiento de cuarteles y de oficinas de seguridad que ya existan o se creen en el futuro”.

La Contraloría sostiene que el CDZ retuvo los fondos del 5% para cancelar sus gastos administrativos afectando así el flujo de dinero para proyectos de otras zonas y cuarteles de bomberos.

¿LA CAJA MENUDA?

A pesar de que la responsabilidad del Consejo de Directores de Zona, no incluye administrar fondos, sus miembros utilizaban el dinero del COADFI para pago de salarios, gastos de representación, viáticos, pago de servicios básicos, consumo de gasolina, alquileres, reembolso de gastos operativos del Consejo de Directores de Zona entre otros gastos.

El examen efectuado por la Contraloría también pudo comprobar que la Dirección General y el Consejo de Directores de Zona no envían sus estados financieros al Ministerio de Economía y Finanzas, ni a la Dirección de Contabilidad de la Contraloría General de la República.

La investigación de la Contraloría cuestiona el escenario administrativo del CDZ y la Dirección General del Cuerpo de Bomberos de Panamá al no evaluar el uso eficiente del recurso humano y señala como ejemplo a un oficial con salario de 3 mil 500 dólares mensuales sin responsabilidades ni funciones claramente definidas.

Igualmente destaca el pago de 7 mil 357.70 dólares en arrendamiento a la Autoridad de la Región Interoceánica (ARI) de los locales 1009 A y B en Clayton destinado para el uso del CDZ, sin haberse ocupado en absoluto tales instalaciones, lo que pone en evidencia el imprudente uso de los recursos públicos.

Es más, el contrato ya expiró e increíblemente se está renovando a través del Ministerio de Gobierno y Justicia.

Un total de 21 cheques fueron girados a razón de 204.95 dólares cada uno.

Mientras se escapaba todo este dineral, la falta de equipos y materiales para las tropas se hacía más evidente.

LA MANO QUE MECE LA CUNA

Dice el viejo adagio: “Dime con quién andas y te diré quién eres”.

Un viejo conocido el teniente coronel Gustavo Ortega Ríos era en ese momento el director del COADFI y custodio del dinero que debía ser destinado a diferentes zonas y cuarteles.

Según la Contraloría, fue el Consejo de Directores de Zona a través de instrucciones internas que se asignó arbitrariamente la autoridad y responsabilidad del manejo de los fondos.

El CDZ, designó a sólo tres personas manejar el dinero. Según su cuestionado organigrama en el período 2004 y 2006 los coroneles Luis Rodríguez (secretario general en ese entonces), Diomédes Carles (presidente del CDZ en ese período) y Gustavo Ortega como director del COADFI, eran los designados.

Rodríguez (quien ya falleció) y Ortega son los principales señalados por el desfalco de más de 80 mil dólares de los fondos destinados al Cuartel de Bomberos de Chepo, confirmado mediante auditoría de la Contraloría General.

Y hay más. Ortega sería uno de los enlaces directos del gobierno y uno de los creadores del proyecto de ley para el Cuerpo de Bomberos que se debate actualmente en la Asamblea Nacional.

RAMÍREZ CUESTIONA

Fue en el año 2004 que Mario Ramírez toma el mando del Cuerpo de Bomberos de Panamá, y cuando se dio la disputa de los fondos.

En declaraciones exclusivas a La Estrella, Ramírez confirmó que en aquella época demandó que las finanzas del COADFI pasaran a la Dirección General de Bomberos como dicta la ley. Sin embargo, sus peticiones fueron ignoradas por el alto mando del CDZ, a pesar de que la crisis de los bomberos se agudizaba cada vez más.

En vez de eso el comandante Diomédes Carles sugirió entonces una auditoría a Ramírez, quien aunque no se le comprobó nada, fue destituido el 17 de abril de 2006.