Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Nacional

Es indispensable mantener medidas

PANAMÁ. Mientras gracias a la disminución de muertes en el mundo por el virus A/H1N1 y la paulatina vuelta a la normalidad en México, l...

PANAMÁ. Mientras gracias a la disminución de muertes en el mundo por el virus A/H1N1 y la paulatina vuelta a la normalidad en México, la tranquilidad pareciera ocupar el lugar del pánico inicial, en Panamá el gobierno asegura que en este momento es indispensable continuar con la aplicación de todas las medidas sanitarias dictaminadas por la Comisión Intersectorial constituida para enfrentar la eventualidad del brote gripal en Panamá.

La ministra de Salud, Rosario Turner, dijo que “en este momento nuestro país se encuentra como país no afectado, sin embargo esto no debe ser motivo para que no se tomen las medidas necesarias de preparación dado que es inminente que podamos tener casos” de la influenza tipo A/H1N1.

“Estamos reconociendo la amenaza, que es para nuestro país esta situación. Estamos en alerta 5, y se está incrementando el número de países afectados a 21”, indicó la ministra.

El lunes pasado el Consejo de Gabinete aprobó la declaración de Estado de Contingencia Sanitaria por gripe humana, medida que permite al Ministerio de Salud aplicar todas las normas sanitarias necesarias y disponer de todos los recursos humanos y físicos del país.

Pero no es sólo eso: la disposición la Contingencia Sanitaria también exceptúa al MINSA de realizar procesos de licitación y lo facultad para realizar contrataciones directas para adquirir medicamentos e insumos en caso de ser necesario, según lo establece la Ley 56 de 2006.

EN EL MUNDO

En México la aparición de nuevos casos ha empezado a disminuir y su presidente, Felipe Calderón, quien hizo un llamado a la comunidad internacional para suspender las medidas “discriminatorias” contra su país, ha dispuesto el retorno a la normalidad en todos los sectores.

Sin embargo, en Estados Unidos se produjo la segunda muerte por la gripe de una estadounidense, en Guatemala se presentaron los dos primeros casos confirmados y en la vecina Costa Rica el número de contagiados ascendió a 8.

La Organización Mundial de la Salud por su parte, está distribuyendo 2,4 millones de antivirales a los 72 países que más los necesitan ante la posibilidad de una pandemia, la que se declararía si se constata que el virus se expande en comunidades de Europa y Asia.

La mayoría de las infecciones en esos continentes están relacionadas con personas que han viajado a México, el epicentro de la enfermedad, que infectó a al menos 1.490 personas en 21 países, incluyendo a 54 en España y 18 en Gran Bretaña.