Temas Especiales

01 de Jul de 2022

Nacional

Inseguridad rebosa en la nariz del PRD

PANAMÁ. Ironías de la vida o de los gobiernos. A primeras horas de la noche del pasado martes, el automóvil del alcalde de San Migueli...

PANAMÁ. Ironías de la vida o de los gobiernos. A primeras horas de la noche del pasado martes, el automóvil del alcalde de San Miguelito, Héctor Carrasquilla, fue impactado por una bala perdida en el estacionamiento de la sede del oficialista PRD, en Avenida México.

Carrasquilla se encontraba dentro de la sede perredista en la reunión del CEN del partido del actual gobierno que precisamente prometió dar seguridad a la ciudadanía.

El incidente se produjo luego que un agente de seguridad huyera a una banda de delincuentes que iba en un automóvil, y quienes al interceptarlo lo amenazaron para quitarle el arma de fuego. No tenía nada, acaba de cumplir su turno y huyó para salvar su vida. Los malhechores le abrieron fuego, pero no lo alcanzaron.

Son casos que reviven el temor ciudadano por la inseguridad en el país. En el sector siempre hay tiroteos, manifiestan los residentes, a pesar de la vigilancia policial que parece no amedrentar a los molas.

Y hay más ejemplos de delitos. En el Centro Comercial La Gran Estación en San Miguelito, un guardia de seguridad se enfrentó a ladrones que desmantelaban un cajero automático para sustraer dinero, sin éxito. La misma noche del martes, tres individuos fueron capturados por la Policía cuando efectuaban un robo a una residencia en Villa Lucre, mientras que en Calle 8, en Colón, dos ladrones encapuchados con pasamontañas intentaron robar el local del IDAAN.

Frente a tanta inseguridad, el general (r), Rubén Darío Paredes, plantea que urge implementar una ley de política criminológica y sistema de coordinación iterinstitucional, pero el proyecto que impulsa la Alianza Ciudadana Pro Justicia ante la comisión de Estado asignada, no avanza por culpa de la burocracia estatal.

Magaly Castillo, de la Alianza Ciudadana responde que el proyecto está archivado porque no se ha tomado una decisión. “Está archivado desde 1995 y esperamos que el nuevo ministro de la Presidencia asuma el liderazgo para presentar nuevamente el documento”.