Temas Especiales

05 de Apr de 2020

Nacional

‘No tenemos nada que esconder’

En la sala de reuniones de las oficinas de Alcogal en el edificio MMG Tower , un representante de la firma recibe a La Estrella.

En la sala de reuniones de las oficinas de Alcogal en el edificio MMG Tower , un representante de la firma recibe a La Estrella.

El encargado de explicar el rol de Alcogal en el escándalo Stanford es Raúl Zúñiga. “Todo lo que hicimos fue muy transparentes y como el resto del mundo nos enteramos de la estafa por los diarios”, explica Zúñiga y pide tratar el tema con cuidado para no manchar el nombre de Alemán, “una persona de trayectoria impecable que viene construyendo su reputación desde el kinder”.

¿CÓMO EMPIEZA LA RELACIÓN ALCOGAL BVI - STANFORD?

Primero me gustaría contarle porqué tenemos oficinas en BVI. Cuando la crisis de Noriega nosotros y también otros bufetes panameños, nos vimos obligados a operar allí para poder brindar nuestros servicios. Nos especializamos en mantenimiento off shore y estructuración corporativa. Con los años, debe reconocerse que han sido los abogados panameños los que le han dado gran vitalidad a BVI.

¿TIENEN LICENCIA PARA CREAR FIDEICOMISOS?

Efectivamente, y estamos legalmente regulados.

¿CUALQUIERA PUEDE ABRIR UN FIDEICOMISO CON USTEDES? LOS DE STANFORD TERMINARON EN UNA ESTAFA..

No, cualquiera no. Desde hace años nosotros hemos decidido trabajar sólo con clientes institucionales, es decir, sólo bancos que estén regulados en sus países. También tenemos un oficial de cumplimiento que investiga a nuestros posibles clientes. En el caso de Stanford, era un banco que operaba legalmente en Estados Unidos, en Gran Bretaña y también en Panamá.

¿DESDE CUÁNDO HACEN NEGOCIOS CON STANFORD?

Siete u ocho años. Nadie podía imaginar que esto podía terminar así. Si ibas a Houston o Miami, levantabas la vista y podías ver los carteles de Stanford por todos lados. Y déjeme aclararle que esto tampoco era nuestro negocio principal, fue sólo un servicio que se le prestó a un banco que, en su momento, estaba legalmente regulado en su país.

¿LLEGARON A USTEDES PORQUE LAS LEY DE ANTIGUA LES PROHIBÍA ABRIR FIDEICOMISOS Y NECESITABAN A ALGUIEN CON LICENCIA?

Nuestro servicio se limitaba a la creación de fideicomisos. En ningún momento manejamos las inversiones ni tuvimos nada que ver con eso. En el fondo se trataba de un tema sucesorio, el fideicomiso se hace para que quede claro quién recibiría el dinero en caso de fallecimiento del titular.

USTEDES FIGURAN COMO COFIDUCIARIOS DE STANFORD. ¿ESTO PUEDE TRAERLES PROBLEMAS?

Somos cofiduciarios porque así lo exige la Ley en Antigua, ya que nosotros tenemos la licencia. Pero no somos corresponsables. Si usted se pone a ver, lo que falló fue la administración de los fondos, no la estructura absolutamente legal de los fideicomisos.

¿USTEDES CREARON LA ESTRUCTURA LEGAL DE LA ESTAFA?

De ninguna manera. Vuelvo y repito: nosotros creamos la estructura legal de los fideicomisos, siguiendo leyes internacionales y como se hace habitualmente. Esto no fue la estructura legal para defraudar a los inversores. Le repito, la estafa tiene que ver con el manejo de los fondos, no con la creación de los fideicomisos. Y Alcogal no manejó ese dinero.

ALGO ASÍ COMO ARMAR CAJITAS PARA QUE STANFORD, LLENARA Y VACIARA SEGÚN SUS NECESIDADES.

Algo así.

OTROS PODRÍAN DECIR QUE FUE COMO VENDERLE EL REVÓLVER AL ASESINO.

Si nosotros hubiésemos sabido que esto terminaba así no teníamos necesidad.. mire, las sociedades anónimas y off shore , le dan grandes recursos a la economía panameña y los profesionales panameños son de los más prestigiosos en el tema. Si usted va a Suiza, a Nueva York, siempre aparece algún panameño. Somos buenos en esto y tenemos experiencia de años. En este caso particular puedo decirle que estamos muy tranquilos y sabiendo que hicimos todas las cosas siguiendo lo que marca la ley.