Temas Especiales

12 de Aug de 2020

Nacional

‘Ser islamista no es ser terrorista’

PANAMÁ. Para Abdul Khabeer Muhammad el propósito de esta convocatoria de musulmanes islámicos es abrir un espacio para que se conozcan e...

PANAMÁ. Para Abdul Khabeer Muhammad el propósito de esta convocatoria de musulmanes islámicos es abrir un espacio para que se conozcan entre ellos y presentar un programa de diálogo con la visión de cambiar el pensamiento negativo que se tiene del Islam en el mundo.

El profesor comparte que ellos como musulmanes se sienten excluidos de la sociedad, esto se debe en parte a que las religiones caminan por separado en busca de sus metas. Aclara que “todas las religiones vinieron de un solo ser, de Dios y nosotros como musulmanes creemos en Jesús y en Moisés, todos los profetas nombrados en la Biblia”.

Agrega que Islam no es una religión nueva. “Somos una oportunidad que queremos que la gente conozca, que cuando decimos Aláh no estamos hablando de un Dios raro sino del mismo Dios, porque ese nombre es el nombre de Dios en árabe”.

La preocupación de Muhammad se hace mayor en el tema político. “Queremos que la gente comprenda que los musulmanes no somos terrorista, que no vivimos del terror ni queremos matar a nadie. Lo que debemos hacer es luchar contra el mal y hacer que el bien sea próspero”, aclara sin perder la serenidad.

En cifras, dijo el profesor, el Islam es la segunda religión más grande el mundo, primero viene el cristianismo. De esos millones de musulmanes, el 99.9% son gente de paz, hay un porcentaje mínimo que actúa de otra forma, pero no podemos generalizar con que todos somos terroristas. En Panamá hay unos 6 mil islámicos, la mayoría es de la India, que se congrega en 11 mezquitas, “aún así, muchas personas nos ven como extraños aunque seamos panameños, yo vivía en San Miguel y estudié en el Instituto Nacional”.

LAZOS DE UNIÓN

Uno de los expositores fue Yunus Makda. En su mensaje destacó que para el Islam es el diálogo, la interacción, la felicidad, la tolerancia. Y que la creencia en una religión debe ser el punto de referencia para la vida humana. Esta creencia no debe verse como una religión sino como una forma de vida. “Hay que evitar pensar que las religiones son comportamientos aislados, porque esto nos lleva a catalogar a las personas, a decir este es musulmán, ese es católico, etc.”.

Comparte que hay cosas que son compatibles entre las religiones, y es de allí que hay que partir para buscar esa propuesta de diálogo, porque es más fácil convencer que imponer, al final, lo que queremos es que haya una interacción interreligiosa, “porque todas las personas lo que buscamos es la paz, y esa paz depende de las conversaciones que tengamos en nuestra casa, nuestro entorno, nuestro empleo”.

Yanus Makda piensa que aún quedan barreras que borrar, pero esas barreras “las ponemos nosotros mismos, pero el bien más preciado que buscan las naciones es la paz, y ésta viene de la interacción diaria de las personas. Los problemas no son de los musulmanes o de los católicos, sino de la sociedad, que debe buscar soluciones, sin importar la creencia teológica.