Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

La situación económica del doctor de Jackson

El doctor Conrad Murray estaba necesitado de dinero cuando se convirtió en el médico personal de Michael Jackson a principios de año.

El doctor Conrad Murray estaba necesitado de dinero cuando se convirtió en el médico personal de Michael Jackson a principios de año.

El cardiólogo de Las Vegas debía por lo menos 780.000 dólares en acuerdos contra su negocio, pagos pendientes de la hipoteca de su casa, préstamos estudiantiles, manutención infantil y tarjetas de crédito. Y eso no incluye los 68.000 dólares que el distribuidor de una bebida energética dice Murray, otrora socio del negocio, debe en pagos no realizados.

Documentos de la corte describen los problemas de Murray en Las Vegas, donde las autoridades registraron su casa esta semana como parte de una investigación de homicidio no premeditado en la muerte de Jackson, y ayudan a explicar por qué, más allá de regodearse en un aura de celebridad, Murray había aceptado los 150.000 dólares mensuales que el promotor de Jackson le pagaría para mantener al Rey del Pop saludable para su serie de conciertos en Londres.

Murray se enganchó con Jackson en mayo, cuando su sombrío panorama financiero amenazaba con empeorar. Ya una corte le había ordenado en abril el pago de más de 363.000 dólares por equipos para su clínica del corazón y 71.000 dólares en préstamos estudiantiles que datan de los años 80. En cortes de Nevada están pendientes dos demandas más que alegan una deuda de 240.000 dólares por equipos no pagados.

Y Murray parecía incapaz o indispuesto a resolver deudas más modestas: un fallo de 3.700 dólares por no pagar manutención infantil y dos recientes quejas de compañías de tarjetas de crédito por un total de 2.600.

La casa de Murray, de casi 500 metros cuadrados (5.268 pies cuadrados) cerca del hoyo 18 de un campo de golf, no le sirven de refugio: está en "pre-ejecución hipotecaria" por no poder pagar su préstamo de 1,66 millones de dólares, muestran documentos. Dejó de pagar la hipoteca de 15.000 dólares al mes en diciembre y podría perder su casa en noviembre, dijo Mary Hunt, la funcionaria hipotecaria que maneja el caso para la compañía Stewart Title.

Las autoridades que investigan la muerte de Jackson en su mansión alquilada de Los Angeles creen que Murray le dio al superastro una dosis fatal del anestésico propofol para ayudarlo a dormir, según un funcionario que habló a condición de anonimato porque la investigación está en curso. Propofol es comúnmente usado para cirugías y no se supone que sea administrado como somnífero o en residencias privadas. Debido a su potencia, sólo personal calificado debe administrarlo y los pacientes deben estar constantemente bajo observación.

La policía no ha tildado a Murray de sospechoso, pero ha dicho en órdenes de registro que buscan evidencia de que cometió homicidio sin alevosía y le recetó barbitúricos a "un adicto", aparentemente en referencia a Jackson.

Murray, de 56 años, no ha hecho declaraciones públicas desde que Jackson murió el 25 de junio. Su abogado, Ed Chernoff, ha dicho que el médico no recetó nada que "haya podido" matar a Jackson.

Ni Jackson ni AEG Live, promotora de los conciertos en Londres, le pagaron a Murray por los dos meses que trabajó para el astro del pop, según Chernoff.