Temas Especiales

27 de Jan de 2021

Nacional

Gobierno y buseros miden fuerzas

PANAMÁ. En la víspera de un paro indefinido, los transportistas y el gobierno intentaron presionarse mutuamente para lograr un resultad...

PANAMÁ. En la víspera de un paro indefinido, los transportistas y el gobierno intentaron presionarse mutuamente para lograr un resultado favorable a cada uno.

El gobierno desde la mañana tenía a varios de sus altos funcionarios en los medios de comunicación junto a voceros de los usuarios del transporte rechazando la medida de presión anunciada hace una semana por los dirigentes de la Cámara Nacional del Transporte (Canatra).

Luego se confirmó que las autoridades orquestaban un plan de brindar servicio gratuito de transporte a los usuarios, hoy, en la eventualidad del paro de buses.

Otros sectores en el gremio transportista, habían descartado su participación en la protesta, incluso en las provincias de Chiriquí, Veraguas y Colón, dirigentes del transporte anunciaron que era “prematuro” un paro.

Entretanto los dirigentes de la Canatra fueron convocados a una reunión en la Comisión de Transporte de la Asamblea Nacional. El presidente de ese comité, el diputado Marcos González, es miembro del partido de gobierno y además dirigente taxista.

En la reunión se intentaba mediar y encontrar una salida alterna a la crisis generada con el llamado a paro de la Canatra. Pero tras poco más de dos horas de conversaciones los frutos fueron muy pocos.

Lo único que se logró fue que los dirigentes aceptaran conversar con sus bases acerca de la propuesta de los diputados: Retrasar la medida de presión y aprovechar el impulso de los parlamentarios para negociar con el gobierno.

De la Asamblea el grupo de dirigentes de la Canatra, encabezado por Dionisio Ortega regresó a su cuartel en la Terminal de Transporte. Allí los que apoyan la medida decidieron mantener la presión. “El paro va”, dijo Ortega al término de las consultas con su grupo.

Sin embargo, en ese momento todo se mantenía en suspenso, pues el diputado Marcos González les aseguraba a los de la Canatra que serían atendidos en la Presidencia anoche.

Ya eran las 8:00 p.m. Un día marcado por las presiones de lado y lado terminaba como empezó, sin visos de solución al paro indefinido convocado para hoy. Los usuarios verán hoy un espectáculo repetido. Los transportistas intentarán paralizar la ciudad y el gobierno mantenerla andando. Al margen el sistema urbano de transporte sigue colapsado.