Temas Especiales

19 de Jan de 2021

Nacional

Las Garzas respira tristeza

PANAMÁ. El dolor y el horror era evidente. En las casas de los moradores de Las Garzas de Pacora los rostros reflejan la tristeza que ...

PANAMÁ. El dolor y el horror era evidente. En las casas de los moradores de Las Garzas de Pacora los rostros reflejan la tristeza que los embarga. El llanto, la angustia y la búsqueda de una explicación de la tragedia del jueves 13 los identificaba. Las calles del sector permanecen desiertas y las pocos que deambulan sólo saben hablar de la tragedia.

El comercio y el transporte público estaban parados. Nadie desea salir de sus casas y menos abordar un autobús. En contraste, los moradores han puesto a un lado sus actividades cotidianas para acompañar a los familiares de la víctimas. “La comunidad de Las Garzas no volverá a ser la misma”. La alegría que caracteriza al sector, a pesar de la pobreza que los rodea, se esfumó con este fatal acontecimiento aseguró Raúl Vega, propietario de una fonda con el nombre del sector.

Tres días después ni los grillos ni el típico radio de dos pilas, muy usado en el interior, se escuchan. El luto es general.

A este humilde pueblo ahora los une el sufrimiento de la pérdida de sus familiares, vecinos, amigos y conocidos, por la triple colisión, de un camión volquete, una camioneta mitsubishi nativa y un bus de ruta.

El hecho trastocó todo el entorno que los rodea hasta festividades programadas para el fin de semana se suspendieron. En la escuela Presidente Valdés se esperaba la visita de personal del ministerio de Educación y de empresas para efectuar la campaña “Volvamos a las aulas”, pero, el fallecimiento de cuatro padres de familia en el accidente de tránsito no lo permitió. Educadoras del centro educativo señalaron a La Estrella que el hecho los consternó. Ahora ya nos los veremos traer de las manos a sus hijos a las escuelas. ¿Quién lo hará?

Así mismo, las fiestas populares para la celebración de los 490 años de Panamá La Vieja, fueron canceladas en la capital por orden del alcalde de la ciudad Bosco Vallarino.

Por otro lado, algunas transportistas han dejado sus labores cotidianas a un lado para acompañar a los familiares de los que perecieron.

Allegados a los familiares de los fallecidos han organizado vigilias para reflexionar sobre el terrible acontecimiento, así lo reveló Abnumeiey Pineda, un compañero de Euclides Vergara, conductor del bus de ruta que pereció con sus dos hijos en el accidente, quién el día viernes sufrió un pequeño accidente en el mismo sitio de la tragedia.

Las afectaciones emocionales y materiales son evidentes. No sólo en la personas que vivieron la experiencia sino también en los propietarios de los pequeños negocios que existen en lugar. Vega afirmó que la merma en las ventas de comida en estos últimos días es producto de la tragedia que mantiene consternada a todos los residentes. Ahora sólo hay oportunidad para llorar y lamentar a los seres queridos. indica Abnumeiey Pineda.

Algunos moradores aún permanecen escuchando o leyendo los medios de comunicación esperando las últimas informaciones.

“Un pueblo caracterizado por la alegría hoy se sumerge en el dolor” dijo Vega.

Ahora sólo queda despedir a los muertos el próximo lunes en un cementerio de la localidad. Ellos ahora sólo piden a las autoridades que se haga justicia y que los conductores irresponsables salgan de circulación.