Temas Especiales

10 de Apr de 2020

Nacional

Tomar café evita males del hígado

Tomar una o dos tazas de café diarias reduce el riesgo de tener enfermedades en el hígado como el cáncer, hepatitis C y...

Tomar una o dos tazas de café diarias reduce el riesgo de tener enfermedades en el hígado como el cáncer, hepatitis C y cirrosis, destacó un estudio de la Asociación Estadounidense para el Estudio de Enfermedades en el Hígado, publicado en la revista Interscience .

Otra investigación, publicada en la revista Hepathology , indicó que las personas que padecen hepatitis C y que consumen café regularmente desarrollan la enfermedad con más lentitud, tienen menos problemas en su hígado y más posibilidades de recuperación. Beneficioso. El estudio indica que las personas que toman una o dos tazas de café todos los días tiene una reducción del 41% de riesgo de desarrollar cáncer en el hígado, especialmente una variedad llamada carcinoma hepatocelular. Además, hay un 30% menos de posibilidades de tener cirrosis.

Este estudio tomó en cuenta más de 3,000 personas en Italia, Japón, China, Francia y España. “El efecto favorable del consumo de esta bebida se encontró tanto en Europa, donde la gente toma café varias veces al día, y en Asia, donde el consumo se reduce a una taza cada tres o cuatro días. Sin embargo, los efectos fueron mayores en quienes consumían una o dos tazas todos los días”, comentó Francesca Bravi, la coordinadora de la investigación en conferencia de prensa.

El trabajo señaló que aún no se determinan exactamente las razones por las cuales el café beneficia al hígado, pero se estima que la cafeína bloquea las enzimas ALT y AST. Estas enzimas están relacionadas con el desarrollo de cáncer en el hígado, enfermedad crónica hepática y cirrosis. Otros componentes del café, como los diterpenos y los polifenoles, dan protección al hígado y estimulan el desarrollo de enzimas que fortalecen el órgano. Riesgo menor. El otro estudio fue realizado por el Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos. El análisis tomó en cuenta a 1.050 pacientes de hepatitis C, a quienes se les siguió la evolución de su enfermedad durante tres años y medio. Quienes tomaban dos o tres casas de café por día tenían un 53% menos de riesgo de desarrollo mayor de su enfermedad o de otros males en el hígado que aquellos que no no ingerían esa bebida. Otros pacientes que no tomaban café y que adquirieron el hábito durante la investigación notaron también una mejor evolución de su enfermedad.

“Esta bebida no solo fortalece la protección del hígado; también reduce la inflamación propia de los males hepáticos y hace que el metabolismo de los pacientes se desarrolle mejor”, señalaron los investigadores en el estudio.