Temas Especiales

08 de Mar de 2021

Nacional

Colapsa red de agua y alcantarillado

CHIRIQUÍ. L as condiciones en que se encuentra tanto el acueducto como el alcantarillado para las aguas negras en el distrito de Barú so...

CHIRIQUÍ. L as condiciones en que se encuentra tanto el acueducto como el alcantarillado para las aguas negras en el distrito de Barú son pésimas.

Su evidente deterioro no sólo afecta la calidad de vida de los moradores de esta región de la provincia de Chiriquí, sino que además pone en riesgo su propia salud.

El acueducto fue creado durante la administración del ex presidente Guillermo Endara (q.e.p.d.), pero en las siguientes administraciones la inversión para adecuar el mismo fue nula.

Así lo expresó Franklin Valdés, alcalde del área.

Las dos plantas, la de Paso Canoas y la de San Bartolo, enfrentan serios problemas.

La primera autoridad del distrito indica que todo parece apuntar que los estudios no se hicieron adecuadamente y la ubicación no fue la mejor.

En el caso de la planta que recibe el agua cruda en Paso Canoas está muy cerca del río Chiriquí, por lo que cuando se registran crecidas, hay mucho volumen de agua y bajan muchos materiales como arena, árboles, sin embargo durante la estación seca la toma se queda sin el líquido.

Para estos días la gran acumulación de arena ha provocado que sólo estén funcionando dos de los cuatro motores que componen esta bomba.

Mientras tanto en San Bartolo existe un tanque de reserva con capacidad para un millón de galones de agua, pero el mismo no se utiliza actualmente.

La situación afecta a todas las fincas bananeras y áreas rurales del sector al igual que sectores como Progreso, La Esperanza, Palmar y Río Mar.

AG AGUAS NEGRAS

El problema de aguas negras se hace presente todo los días en Paso Canoas al igual que en el área de Puerto Armuelles.

Valdés explica que en la administración pasada se construyó un proyecto para el tratamiento de las aguas servidas en el área fronteriza, sin embargo aún no se ha utilizado.

En el corregimiento cabecera del distrito de Barú, la situación no es mejor. El sistema de alcantarillado, de acuerdo con las autoridades locales, ha colapsado, ya que el mismo data de varios años.

La problemática se agudiza, toda vez que se han construido muchas barriadas que no cuentan con un sistema de aguas negras.

El alcalde dic e qu e con el fuerte sismo registrado en el 2003, parte de las tuberías cedieron y hasta la fecha las mismas no han sido reparadas.

Tenemos aguas negras cayendo en los ríos Rabo de Puerco y Río Mar, los cuales desembocan al mar, reveló.

Barriadas como El Retorno, Soberanía, Los Altos de San Vicente, Nueva Florida, Flor de Lima y parte del barrio San Antonio, no cuentan con un alcantarillado de aguas negras.

Según las estimaciones de las autoridades locales, para atender ambos problemas se requiere una inversión superior a los 10 millones de dólares. Señalan que esperan que se hagan los estudios y que se busquen los fondos para atender esta problemática.