Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Nacional

Allen pide congelación de precios

El dirigente del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO), Marcos Allen, solicitó al Gobierno Nacional la congelación en lo...

El dirigente del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO), Marcos Allen, solicitó al Gobierno Nacional la congelación en los precios de la "canasta básica", que asciende actualmente a 267 dólares.

Allen indicó en Debate Abierto que el Estado tiene que asumir un rol más decisivo en las discusiones que actualmente se llevan a cabo con relación al ajuste del salario mínimo, pues no comulga con la posición de algunos economistas que indican que el mercado debe buscar su nivel, e insistió que cada vez que se da un aumento de salario estos aumentos son trasladados a los precios, con lo que la cuantía del ajuste queda siempre por debajo del alza que en poco tiempo hacen los empresarios.

"En la medida en que se de un aumento, que pudiera ser hasta de 1,000 dólares, si se deja abierta esta posibilidad de los oligopolios y distorsiones dentro de la cadena de comercialización esto va a ser siempre trasladado al consumidor", acotó.

Mario Ruiz Dolande, vocero gubernamental, apoyó la posición de CANATRA y manifestó que cree en la regulación de precios, "obviamente no en forma absoluta", pero admitió que sin duda el gobierno debe buscar alguna salida para evitar el alza de los precios al consumidor final.

Según Dolande el ciudadano es el que sufre el aumento de los productos de primera necesidad y argumentó que si el salario mínimo actual está fijado en 325 dólares, al individuo de a pie solo le quedan disponibles 53 dólares para hacerle frente a los otros servicios, tales como transporte, vivienda, luz, etc.

"Desde la administración se han intentado hacer algunos ajustes de carácter interno, como lo del combustible, pero esto choca con la realidad externa, que va más allá de nuestro control. Esto hace que la regulación de la canasta básica sea un trabajo de todos, y no solo del gobierno, como lamentablemente algunos han querido hacer ver", acotó.

El vocero del gobierno aceptó que el control gubernamental se ha limitado a una oficina que solo informa a la población sobre los lugares donde se vende más caro y más barato, lo cual genera en el ciudadano la sensación de que no existen mecanismos que los ayuden y eviten a corregir estas distorsiones.