Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

CONEP sorprendió a los trabajadores con propuesta de último minuto, Cortés

A dos días de terminadas las conversaciones entre la empresa privada y el sector de los trabajadores, tendientes a cons...

A dos días de terminadas las conversaciones entre la empresa privada y el sector de los trabajadores, tendientes a consensuar el nuevo salario mínimo que debe entrar a regir a partir de enero de 2010, la ministra de Trabajo, Alma Cortés, respondió a las declaraciones que hiciera Gaspar García de Paredes, indicando que los únicos responsables del fracaso de las negociaciones fueron las dos partes involucradas.

Para Alma Cortés resulta soprendende que el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) cuestione el papel del Gobierno en las discusiones, cuando el Ministerio de Trabajo es solo un coordinador que debe brindar las condiciones para que "las partes se reúnan y lleguen a acuerdos", dejando de lado cualquier intervención directa, tal como indicó García de Paredes al señalar que el gobierno "irrumpió en las conversaciones olvidando su papel de mediador".

Cortés acusó al CONEP por haber presentado su última propuesta el día 2, privando al CONATO de la posibilidad de reunirse con sus organizaciones para analizar dicha propuesta y buscar un acercamiento.

"Lo vimos con mucha preocupación ya que esta no es la dinámica", y así lo conversó el día de ayer con la Comisión del Instituto de Estudios Laborales.

La abogada cuestionó la falta de diálogo social y la conducta poco responsable de ambos sectores, pues desde su perspectiva CONATO, que sí presentó una propuesta, no lo hizo con un "informe técnico sustentatorio".

A juicio de la ministra es vergonzoso que solo en épocas de bonanza económica se puedan alcanzar consensos en esta materia y no en condiciones de crisis, que es justamente cuando se le debería dar más importancia por el bienestar del país.

Recordó que en 2007 y 2005 se logró consenso pero fueron momentos en los cuales el país disfrutaba de un 11.9% de crecimiento económico.

"No sentí en ningún momento acercamiento de buena fe de los sectores, y menos de los empresarios", cada uno de los cuales debío velar por el fortalecimiento económico del país, dijo finalmente la funcionaria.