Temas Especiales

13 de Aug de 2020

Nacional

Regulan tratamientos

PANAMÁ. Las salas de belleza, gimnasios y centros de estética no podrán realizar 25 tratamientos específicos, luego que el Consejo Técni...

PANAMÁ. Las salas de belleza, gimnasios y centros de estética no podrán realizar 25 tratamientos específicos, luego que el Consejo Técnico de Salud prohibiera a estos establecimientos la aplicación de tratamientos invasivos e intervenciones quirúrgicas que escapan a los servicios de cosmetología y estética.

La norma, firmada por el ministro de Salud, Franklin Vergara y el director general de Salud, Eduardo Lucas Mora, entró en plena vigencia el jueves último, tras su publicación en la Gaceta Oficial.

Según la resolución, únicamente los establecimientos médicos que cuenten con la autorización legal y sanitaria requerida, podrán hacer tratamientos o cirugías estéticas “para cambiar o corregir el contorno y la forma de diferentes partes, zonas o regiones del cuerpo”.

Con esto, explican las autoridades de salud, se establece un marco restrictivo que deja en claro la responsabilidad de quienes cuentan con la idoneidad para realizar tratamientos que implique el trabajo sobre el cuerpo de una persona, y que represente un riesgo para su salud.

Algunos de los tratamientos vedados a las salas de belleza, gimnasios, SPA”S y centros estéticos van desde la mesoterapia hasta la ozonoterapia, pasado, entre otros, por la depilación con láser, Homeopatía y la escleroterapia.

Otras prácticas, como la exfoliación cutánea también quedaron restringidas para los salones de belleza, y únicamente realizables por personal especializado.

MEDIDA SALUDABLE

La adopción de esta resolución pone término a las especulaciones que surgieron en octubre pasado, cuando el presidente de la Asociación Panameña de Cirugía, Luis Carlos Moreno, llamó la atención sobre la realización de operaciones y tratamientos estéticos en centros no idóneos.

Todo aquello se produjo a raiz de lo sucedido con la afamada artista mexicana, Alejandra Guzmán, a quien le fue inyectada una sustancia que debía reafirmar sus glúteos, pero que terminó envenenando su organismo, poniendo en serio riesgo su vida y carrera profesional.

REGULACIONES NECESARIAS

Algunas operarias de salones de belleza consultadas ayer por La Estrella se mostraron de acuerdo con la medida, aunque señalaron que no se debe “demonizar” a quienes también prestan un servicio a personas que desean mejorar su aspecto físico.

Marta, gerente de una sala de belleza en Vía Porras, señaló que en su establecimiento no se realizan tratamientos estéticos invasivos, sino “servicios cosmetológicos específicos” como “depilación con cera o hilo, maquillajes, peinados, tintes de cabello y peluquería en general”.

A su juicio, “hay una diferencia marcada entre lo que un salón de belleza puede hacer y lo que un local con equipos quirúrgicos y personal especializado puede hacer”.