Temas Especiales

29 de May de 2020

Nacional

Justiniani denuncia cambios en el Sistema Penitenciario

El activista ciudadano, Javier Justiniani, denunció este viernes en Encontremos Soluciones cambios en el Siste...

El activista ciudadano, Javier Justiniani, denunció este viernes en Encontremos Soluciones cambios en el Sistema Penitenciario Nacional, al mando de Diomedes Ka, que se harán efectivos a partir del 31 de diciembre del presente año y con los cuales se pretende convertir el centro penitenciario de La Joya en un centro de "cumplimiento de condena" y La Joyita en un centro de "detención preventiva".

Justiniani dijo haber recibido muchas quejas por parte de familiares, detenidos, e incluso por el propio personal de las cárceles, ya que se piensa reubicar a unos 700 privados de libertad de La Joya a La Joyita y más de 1,200 de La Joyita a La Joya.

El problema, según Justiniani, es que con este proyecto se mezclarían territorios "totalmente antagónicos, pertenecientes a grupos rivales, pandillas o bandas criminales, y eso no va a generar nada positivo para un sistema que ha colapsado y que está en crisis".

"Si esto se hace a la brava va a ser una locura, una locura ya vista en otros tiempos cuando los presos de la Cárcel Modelo fueron trasladados a Coiba durante los años noventa y murieron más de una treitena, o luego cuando cerraron Coiba y la Cárcel Modelo y movieron a los reclusos hacia La Joya y La Joyita".

Después de 6 meses de gestión del actual Gobierno, Justiniani abogó por una reflexión seria en materia de política criminalística, ya que todas las administraciones anteriores fallaron y después de 20 años y una inversión de 190 millones de dólares en cárceles, 700 millones en aportes extranjeros para su modernización, y por encima de 1,000 millones en armamento y equipo para la Policía Nacional, el problema se sigue agudizando.

La propuesta del abogado es que se apliquen otras medidas incluidas en la ley, como el uso de brazaletes para detenidos por penas menores, porque su posición es que no podemos continuar con un sistema que da el mismo trato a reincidentes que a prisioneros de primer ingreso, o a asesinos en detrimento de quienes cometen delitos menores o faltas administrativas.

Justiniani habló de una población penitenciaria total de 11,000, y una capacidad de 7,000, lo cual indica la urgencia de construir nuevos centros a lo largo del país.