Temas Especiales

10 de Aug de 2020

Nacional

¿Una camada militar?

PANAMÁ. Los medios de comunicación e invitados especiales fueron testigos de maniobras y simulacros de operaciones de combates con una p...

PANAMÁ. Los medios de comunicación e invitados especiales fueron testigos de maniobras y simulacros de operaciones de combates con una particularidad: el nuevo uniforme de la Unidad de Fuerzas Especiales de la Policía Nacional.

En acto que se realizó ayer en Cerro Tigre, Gamboa, se graduaron 21 nuevos miembros de esta unidad.

Todo indica que la advertencia del ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, para que todo ciudadano mantenga un respeto a la fuerza pública va en serio, ya que los rasgos del nuevo uniforme militar muestran que son personas que luchan, mueren y matan por la ideología de un soldado de guerra.

Chaquetas camufladas, boinas de ejército militar y una serie de accesorios de guerra muestran lo que se conoce como “implementos militares reglamentarios” para las fuerzas armadas de un país con ejército.

Durante las prácticas se utilizó un armamento algo atípico, más propio de los gendarmes.

Según el comunicado de prensa de la Policía Nacional, las nuevas unidades están adiestradas para contrarrestar el crimen organizado, terrorismo, tráfico de drogas y de armas y hasta atentados a infraestructuras del Estado, así como cualquier otra acción delictiva que pongan en peligro la seguridad nacional.

Además se informó que las capacitaciones continuarán el próximo año con cursos de combate urbano y de operaciones en el mar.

LA REALIDAD DE LAS CALLES

Por otro lado, la violencia que se vive en calles producto de la guerra entre pandillas y el narcotráfico serían las prioridades de las autoridades en materia de seguridad.

Según Mulino poco a poco la ciudadanía empezará a ver los resultados del trabajo que está haciendo para combatir el crimen y la delincuencia. “Hemos avanzado en la consolidación de nuestras instituciones democráticas y en el fortalecimiento de nuestros estamentos de seguridad”, aseguró.

La realidad del aumento del crimen organizado está definido por territorio por lo que el gobierno empezó por invertir en asegurar las costas para detener el paso de los narcotraficantes. En ese sentido, el ministro Mulino señaló que para los primeros días de enero de 2010 la estación de Quebrada de Piedra, en Chiriquí, estará lista. Y para finales del mes de febrero la de Bahía Piña, en Darién.

En relación a los homicidios diarios que se registran con más frecuencia en la modalidad de ejecuciones, el titular dijo que se perfeccionará la seguridad para los ciudadanos. “La seguridad ciudadana será hará sobre todo por la urgencia de cerrar como un puño nuestro compromiso contra la delincuencia internacional y nacional”, indicó.

Agregó que para enfrentar a las pandillas se capacitará y aumentará el pie de fuerza de la policía, se acentuará el trabajo con los clubes cívicos, fundaciones y con el Programa de Seguridad Integral (PROSI), que están encaminados a lograr la resocialización. En lo que va del año las estadísticas por homicidios aumentó a 730 y se ha decomisado más de 55 toneladas de drogas.