Temas Especiales

23 de Sep de 2020

Nacional

Crónica de un secuestro fallido

DETROIT. Todo ocurrió de forma muy rápida, unos 20 minutos antes del aterrizaje, dijo Syed Jafry, que estaba sentado unas tres filas del...

DETROIT. Todo ocurrió de forma muy rápida, unos 20 minutos antes del aterrizaje, dijo Syed Jafry, que estaba sentado unas tres filas delante del atacante en el vuelo 253 del viernes.

Jafry dijo que al principio creyó que el joven pretendía fumar dentro del avión, hasta que se dio cuenta de que era algo “más serio”. “Hubo un estruendo, y todo el mundo se sorprendió”, contó.

“Después de unos segundos hubo una luz, como de una llama, y luego vimos fuego”, prosiguió. “La gente estaba al borde del pánico. Todo el mundo fue hacia allí tratando de usar agua, una frazada, un extintor”, contó. “Fue maravilloso que todos colaboraran”, agregó. Al tiempo que algunos pasajeros apagaban el fuego, otros rodearon al nigeriano, que se había quemado al tratar de hacer explotar su artefacto. “Había un joven detrás mío, como tres o cuatro asientos, que se encargó bastante bien del sospechoso“, dijo Jafry. “Hubo un poco de lucha”, agregó. “Lo dominó y luego lo aislaron con ayuda de la tripulación”. El atacante “parecía estar aturdido, sorprendido por todo. Hay que tener en cuenta que tenía una quemadura de segundo grado”, explicó. Zina Saiga, otra de las pasajeras, declaró lo que vio. “Alguien le hizo una llave en la cabeza y lo llevó hacia adelante, con el pantalón abajo. Me dijeron que su pantalón se había prendido fuego. Yo pensé que se lo habían bajado para que no pudiera correr”, agregó. “No dijo nada”, contó por su parte Melinda Dennis. “Estaba herido, con una quemadura bastante grave en la pierna. Tuvieron mucho cuidado en asegurarse de que no tuviera ninguna otra cosa encima. Por tanto, fue muy fácil ver que se había quemado mucho”, explicó. “Estaba muy tranquilo, no mostraba reacción al dolor, ni al shock o al nerviosismo. Tenía aspecto de alguien normal”, dijo. Según Jafri, el incidente “fue manejado en forma muy profesional por la tripulación”, incluso “el piloto vino y explicó lo que pasaba”. “Hubo pánico en las seis o siete filas de asientos en torno al incidente. Pero en el resto del avión, yo creo que ni se enteraron”, dijo Jafri.

Richard Griffith, quien viajaba en la fila 36 del avión, aseguró a CNN no haber visto nada del incidente protagonizado por el nigeriano, que estaba en la fila 16.