Temas Especiales

18 de May de 2022

Nacional

La Procuradora apuesta a la institucionalidad del Estado

Con la elocuencia y firmeza que la caracteriza, la procuradora de la Nación, Ana Matilde Gómez, aceptó esta tarde que a...

Con la elocuencia y firmeza que la caracteriza, la procuradora de la Nación, Ana Matilde Gómez, aceptó esta tarde que a pesar del deterioro que ha sufrido su imagen pública en las últimas semanas, ella seguirá apostando a la institucionalidad del Estado, convencida como está de que no ha cometido ningún delito y que durante los 5 años que ha ostentando su cargo, ha respetado el puesto y cuidado su comportamiento, dentro y fuera del Ministerio Público, actuando en todo momento con total dignidad. La jefa del Ministerio Público afirmó que no entrará en ningún juego de comentarios a través de los medios de comunicación, porque eso atentaría contra la institución que ella representa.

Gómez precisó durante la conversación que sostuvo con periodistas de este grupo editorial, que existe una gran confusión en la ciudadanía por lo que corresponde a los medios realizar con seriedad su papel de informar.

La primera fiscal del país sostuvo que la resolución del día de ayer, "es una vergüenza histórica", ya que el documento con el cual se le pretende separar de su cargo va a ser escrutado por la nación y por ende requería de un estricto carácter jurídico, de lo cual carece.

Abordando el tema que la mantiene en este momento en manos de la Corte, Gómez sentenció que en derecho existen dos principios fundamentales que rezan que todo acto de un funcionario se presume legal hasta que se compruebe lo contrario, y que toda norma se presume constitucional hasta que la Corte determine lo contrario, pero que en caso de que la Corte dictamine algo en tal sentido, esta decisión solo podrá ser efectiva a partir de la fecha en que se pronuncie la Corte, nunca de manera retroactiva.

La Procuradora se mostró confiada, por lo que reiteró que "ni me voy a poner cuello ortopédico, ni voy a entrar al hospital", que permanecerá en su puesto y en el país, en espera de lo que falle la Corte, aunque aceptó que han sido muchos años de presiones y que espera que Dios siga estando a su lado.