Temas Especiales

24 de Oct de 2020

Nacional

"Para la Procuraduría de la Administración también es un reto", Gómez

La procuradora general de la Nación, Ana Matilde Gómez, se presentó hoy ante la Procuraduría de la Administración para ...

La procuradora general de la Nación, Ana Matilde Gómez, se presentó hoy ante la Procuraduría de la Administración para rendir indagatoria por el proceso que se le sigue por el supuesto delito de abuso de autoridad en contra del ex fiscal Arquímedes Sáez, acusado de extorsión por el señor Miguel Zambrano. Para la procuradora, que fue suspendida por la Corte Suprema de Justicia (CSJ), el proceso que se le sigue representa no solo un hecho sin precedentes en el país, sino también un reto jurídico para la Procuraduría de la Administración.

“Para la Procuraduría de la Administración no deja de ser un reto jurídico importante el hecho de que yo no escuché ninguna grabación, yo no intercepté teléfonos, teníamos a un ciudadano clamando por la posibilidad de que la investigación surtiera efectos positivos a objetos del atropello que él estaba recibiendo y si se suman todas estas cosas puede convertirse en una diligencia algo complicada, ya que me imputaron, y finalmente el delito por el que se me persigue y el cual buscaron porque tenía pena de prisión, para poder separarme del cargo anticipadamente es por abuso de autoridad y si nos basamos en la ley vigente de 2005, yo podía ordenar la intervención de la llamadas, por lo que volvemos a un debate jurídico"., dijo la ex funcionaria.

Gómez a su llegada a las instalaciones de la Procuraduría señaló que espera ver la postura que mantienen los funcionarios de ese ente ante sus planteamientos los cuales contienen elementos que la favorecen, pues no puede ser que por el simbolismo de una denuncia hacia un funcionario al cual se le probó corrupción y está llamado a juicio, la primera fiscal del país enfrente una investigación de esta naturaleza, lo que muestra que no habrá gobierno que pueda combatir la corrupción.

“Como buena católica en estos días de Cuaresma me pregunto: ¿Qué será lo que hay en mi o en mi personalidad que ha hecho despertar tantas envidias y rencores que la gente pueda torcer el derecho de tal manera para convertir la voluntad de quienes están detrás de esto en una sentencia?, esto es vergonzoso para el país”, sostuvo Gómez.

Según Gómez se debe revisar bien hacia donde vamos pues se están formando nuevas generaciones de abogados que leen un derecho y ven en la práctica otro, incongruencias que a su parecer pueden llevar al país por destinos inciertos, y no por tratarse de su caso se tiene que desbordar la opinión pública, sino por ser un caso del cual se debe estar pendiente.

Por último Gómez explicó que "si lo que se desea es el puesto no habrá derecho que me salve" y sólo faltaría recurrir a los organismos internacionales los cuales podrán, con vergüenza del país, decir en los años venideros que no había méritos para esta persecución tan injusta.