28 de Nov de 2022

Nacional

Decomisan cuero de ocelote en el aeropuerto Marco A. Gilabert

El cuero de un oselote, llamado comúnmente manigordo, de aproximadamente 4 pies y medio de largo incluyendo la cola y d...

El cuero de un oselote, llamado comúnmente manigordo, de aproximadamente 4 pies y medio de largo incluyendo la cola y de unos 10 años de edad, fue decomisado en el Aeropuerto Marco A. Gilabert, de Albrook, procedente de la comunidad de Sambú, provincia de Darién, por funcionarios de la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) Región Metropolitana.

El cuero del animal, ya seco, se encontraba en una bolsa negra que fue detectada por los funcionarios, que laboran en el Aeropuerto, a la hora de realizar la inspección de los diferentes vuelos procedentes de distintas áreas del país.

Al instante del decomiso se le indicó al infractor que este animal esta en el rango de “peligro de extinción” por su caza indiscriminada, la cual es penada por la ley 43 del 7 de julio de 2004, de la ANAM.

Establece la ley que la persona que se dedique a realizar este tipo de actividad será sancionada con prisión de 45 a 95 días o una multa que puede ir de 1,000 a 100,000 dólares.

Este felino por naturaleza es nocturno y puede llegar a medir entre 55 cm y un metro, más la cola que puede llegar a 45 cm. Puede pesar entre 8 y 16 Kg. Presenta una coloración que es una combinación entre rayas y rosetas oscuras sobre un fondo amarillento.

Se trata de mamíferos medianos y pequeños, como zarigüeyas, monos, murciélagos… Además de reptiles (caimanes jóvenes, lagartos y serpientes) y huevos de tortugas, Cazan aves y pueden pescar.

Las madres tienen de uno a cuatro cachorros por parto. Se estima que crían cada dos años. El período de gestación es de 70 a 85 días.

Actualmente, este animal se encuentra en peligro de extinción y se requieren urgentes medidas restrictivas del comercio de las pieles, antes de que el número de animales sea inferior al nivel de supervivencia.

Su nombre común deriva del antiguo vocablo ocelotl, perteneciente a la extinta lengua Nahuatl de los aztecas. La cola le sirve para mantener el equilibrio.

Son animales muy territoriales y pueden llegar a la muerte en los enfrentamientos. Como otros gatos salvajes en ocasiones ha sido utilizadoscomo mascota, siendo famoso el ocelote de Salvador Dalí.

Es un excelente trepador y con frecuencia busca a sus presas en los árboles, normalmente pequeños monos, aunque se mueve igualmente con gran soltura por la espesura del suelo al acecho de pequeños venados, roedores, pacas, agutís o invertebrados, no siendo indiferente a presas como iguanas, ranas o pequeñas tortugas.