Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Nacional

“Confiemos en el amor”

EL VATICANO. Benedicto XVI ha evitado abordar temas relacionados a las acusaciones contra la Iglesia en la última semana, en las ceremon...

EL VATICANO. Benedicto XVI ha evitado abordar temas relacionados a las acusaciones contra la Iglesia en la última semana, en las ceremonias culminantes de la Semana Santa.

Ayer temprano, en su mensaje durante la Misa Crismal celebrada en la Basílica de San Pedro, destacó la necesidad de confiar en el “poder del supremo amor” apremiando a los sacerdotes a “rechazar la violencia”.

El Papa Benedicto XVI se refirió a los sufrimientos padecidos por Cristo y aseguró que la “dicha que viene de Cristo nos da la capacidad de sufrir y, en el sufrimiento, de seguir siendo profundamente felices”.

El Sumo Pontífice sustentó que en el amor al prójimo hay suficiente fortaleza para resistir los ataques. “Aquél que ama está dispuesto a sufrir por la persona amada y por eso le suscita una profunda alegría”, subrayó el alto prelado.

La misa, la primera de varias ceremonias de Semana Santa, fue descrita por el Vaticano como un símbolo de la unidad del Pontífice, pastor de los mil millones de católicos en el mundo, y sus colegas en el sacerdocio.

En la tarde, el Pontífice conmemoró la última cena de Cristo en la Basílica romana San Juan de Letrán.

Como es la tradición, el Papa lavó, en señal de humildad, los pies de 12 sacerdotes, el mismo número de discípulos que acompañó a Cristo durante su última cena.

Durante el rito se invitó a los asistentes a donar dinero para la reconstrución del seminario de Puerto Príncipe, en Haití, destruido por el sismo del 12 de enero que devastó la isla caribeña dejando un saldo de 220 mil muertos y cerca de 1 millón 300 mil damnificados.

Hoy, Benedicto XVI presidirá entre los monumentos del Coliseo Romano, el Vía Crucis del Señor. Un recorrido en 14 etapas que reflejan los padecimientos de Jesucristo en su camino al Calvario. +2A