Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Nacional

La cárcel no aguanta

CHIRIQUÍ. Con el aumento de la población y el incremento de la actividad delictiva, la cárcel pública de David, en Chiriquí, se quedó pe...

CHIRIQUÍ. Con el aumento de la población y el incremento de la actividad delictiva, la cárcel pública de David, en Chiriquí, se quedó pequeña desde hace varios años.

La estructura que en un inicio fue parte del cuartel de la Zona Policial de Chiriquí, fue concebida para una población máxima de 300 reclusos, sin embargo, hoy alberga más de 800 reos.

Estas instalaciones han sido consideradas por las propias autoridades como no aptas para la función que cumple ya que no cuentan con las condiciones necesarias y por el hacinamiento asfixiante que viven los detenidos actualmente.

La problemática ya es del conocimiento de la actual administración.

El propio ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, informó que se está buscando un área adecuada donde ubicar una infraestructura de este tipo.

Según el funcionario, una de las opciones que ya se está evaluando, es construirla en una extensión de tierra que sea entre 40 y 50 hectáreas en el corregimiento de Chiriquí.

Dice que una vez que se finiquite la situación legal de estas tierras, propiedad de la Autoridad Nacional del Ambiente se tiene previsto incluir en el presupuesto del próximo año, la construcción de este centro penitenciario.

En este país hay cárceles llenas de gente y cobertizos llenos de hamacas, añade.

La construcción de los nuevos centros penitenciarios, busca mantener aislados a los prisioneros de alta peligrosidad, dentro del marco de los derechos humanos, además de impedir las revueltas y los problemas internos dentro de las cárceles.

El jefe de la cartera de Gobierno y Justicia señala que en este plan de construir nuevas cárceles se procura cumplir con los parámetros que rige este tipo de construcciones.

Dice que las mismas deben incluir un componente de seguridad para evitar evasiones.

EL PROBLEMA SE EXTIENDE

La situación en otros puntos del país es similar o peor, indicó.

En el caso de la cárcel de Colón, el propio Mulino la cataloga como “un desastre”.

Indica que en otrora estas instalaciones eran utilizadas para guardar alimentos. “Se habilitó como cárcel y son estructuras que simple y sencillamente hay que demoler”, dijo.

Adelantó que ya se cuenta con las tierras para construir el centro penitenciario en este punto del país, al igual que en La Chorrera en la provincia de Panamá.

Explica además que el Gobierno Nacional se encuentra inmerso en un proceso de acto público para desarrollar un centro penitenciario de gran magnitud en la ciudad de Panamá, para alojar más de cinco mil privados de libertad, el cual estará ubicado al lado de La Joya y La Joyita. Este proyecto se construirá en 152 hectáreas de tierras.

DEPLORABLE ESTADO

El gobernador de la provincia de Chiriquí, Enrique Fernández, es consciente que el estado de la cárcel pública de David, no llena las condiciones de salubridad.

Sostiene además que esta infraestructura no permite tampoco la resocialización de los detenidos que se encuentran pagando una pena. “El hacinamiento es horrible y las posibilidades de separar los privados de libertad de acuerdo al tipo de delito y su perfil sicológico también es imposible”, comentó. Adelantó que el proyecto que se contempla desarrollar se pretende instalar un centro penitenciario, tanto para la población masculina como femenina, pero separadas.