Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Nacional

Siguen cuestionamientos por declaraciones de Mulino

Hoy le correspondió a David Chong, amigo personal de Javier Justiniani, hacer público su rechazo a las declaraciones del ministro de Gob...

Hoy le correspondió a David Chong, amigo personal de Javier Justiniani, hacer público su rechazo a las declaraciones del ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, cuando afirmó que había visto al abogado 2 ó 3 veces y que “nunca le paró bola”, y que él “no se mueve en ese mundo”.

Para Chong es lamentable que una persona “supuestamente preparada, y siendo Ministro de Gobierno y Justicia, se exprese de esa manera”. Afirmó que con su actitud sólo demostró por qué el país está como está, “porque el que cree que todo lo sabe se vuelve prepotente, si no pregúntenle a Ernesto Pérez Balladares qué está haciendo y dónde está. Yo le digo al Ministro de Gobierno y Justicia que se mire en ese espejo y que también se mire en el espejo de Noriega”.

Dijo que lo más indignante para él es que el ministro Mulino haya hablado de “un medio en el que no se desenvuelve y al que le toca le toca”.

“Yo solo me muevo en un solo mundo que es el de todos nosotros: Panamá. Si él está dividido en 2 mundos, yo solamente sé decirle que estoy en el mundo de la gente honesta, de la gente sincera, de ese hijo de la cocinera que juntos pagamos nuestros impuestos, y que a través de nuestros impuestos pagamos su salario”. Le criticó el que no esté consciente y que no haya entendido todavía que es un empleado público “que se debe a los panameños, a la gran mayoría de ese mundo donde usted no se mueve, por eso es que nunca le paró bola a Javier”.

Visiblemente molesto, reafirmó en Telemetro Reporta matutino que Justiniani tenía muy buenas ideas y conceptos, “quería mejorar el país, pero como él cree tener la razón absoluta se vuelve prepotente y sordo, y por eso estamos como estamos en materia de seguridad hoy en día”, comentó en clara alusión al Ministro.

Aunque él quiso abrirle los ojos a Justiniani en cuanto al partido Cambio Democrático (CD), partido del cual fue miembro, el jurista confiaba totalmente en el presidente Ricardo Martinelli, a quien consideraba no solo distinto, sino también su amigo.

“Yo conversaba con él; le decía que lo iban a utilizar en esos partidos políticos”, pero pensaba que Martinelli era su amigo, aunque “yo le insistía en que lo vería más adelante, porque esas personas que uno cree que son amigos a veces son los enemigos”.

“Le decía que tuviera cuidado y él me decía que no me preocupara”, pero al final pasó lo que pasó en el partido, por lo que Justiniani decidió abandonar el colectivo, aunque jamás hizo nada en contra del mismo. “Desde donde estaba trataba de ayudar a enriquecer el país”, pero al emitir críticas sobre lo que se estaba haciendo mal en el país comenzó a ser aislado. De hecho, afirmó que el presidente Martinelli jamás aceptó conversar con él.