Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Nacional

Martinelli dispuesto a asumir costo político

Aclarando los rumores de que después de sancionar la Ley No. 30 -Ley Langosta- había salido nuevamente de viaje, el presidente Ricardo M...

Aclarando los rumores de que después de sancionar la Ley No. 30 -Ley Langosta- había salido nuevamente de viaje, el presidente Ricardo Martinelli dio hoy la cara a los medios por primera vez, desde que reventara el escándalo por la presentación del proyecto de Ley No. 177 que supuestamente versaba sobre la aviación comercial en Panamá.

Martinelli aceptó esta mañana que asumirá el costo político que la sanción de la Ley le pueda acarrear, y es que para el mandatario el Gobierno se ha limitado a seguir las instrucciones recibidas por parte de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) y otros organismos internacionales que buscan mejorar las condiciones laborales y ambientales en pro de inversiones extranjeras.

Hablando con franqueza, el Presidente explicó que en esta Ley 9 en 1 había cosas que se tenían que corregir, “cosas que estaban mal, y que si hubiéramos manejado ley por ley nos hubiéramos quedado dos años discutiendo y no hubiéramos hecho nada... sí hubo una premura y no es que no se consultó”, admitió, pero “había que hacerlo de esta manera o nos habría tomado años cambiarlo”.

Aseguró que se han malinterpretado muchas cosas de la Ley, porque “aquí nadie ha eliminado los estudios ambientales”, se ha desinformado, denunció, porque el Gobierno lo que busca es simplificar los procesos, “pero parece que hay gente que cobra más cuando se complican las cosas”.

Se describió como un defensor de la naturaleza, pero reiteró que las cosas hay que hacerlas bien para que el país avance, por eso aceptará todas las consecuencias de haber tomado esta decisión.

Martinelli advirtió finalmente a los manifestantes que marcharán esta tarde hacia la Presidencia de la República que se les dará seguimiento durante todo su recorrido, y que se harán cumplir las leyes para evitar que se den disturbios durante estas manifestaciones, porque han recibido denuncias de que están entregando licor entre quienes asistirán y que se están organizando con varillas dentro de las banderas por si se dan confrontaciones.