Temas Especiales

28 de Ene de 2023

Nacional

Corte falla a favor de comandante separado

PANAMÁ. Mario Ramírez es el docente de Educación Física jubilado que ocupaba el cargo de comandante de primera línea en el Cuerpo de Bom...

PANAMÁ. Mario Ramírez es el docente de Educación Física jubilado que ocupaba el cargo de comandante de primera línea en el Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP) que fue separado en 2007 tras un informe de la Contraloría General de la República que le imputaba pérdidas por un millón de dólares en perjuicio de la institución.

Desde aquella separación han pasado tres años, tiempo que el comandante esperó para que la Corte Suprema de Justicia dictara el veredicto de lo que para él era ‘una mala jugada ejecutada por los ministros de Gobierno y Justicia de la administración de Martín Torrijos’.

Ramírez recuerda que en octubre de 2007, el Consejo de Directores de Zonas tomó esa decisión aduciendo bajo rendimiento económico, mal manejo de fondos, deudas por cobrar, préstamos que debían, compra de carros, todo eso, que según ellos, no estaba en los libros.

Esas cifras, según Ramírez, fueron dejadas de comandantes anteriores a él que nunca las organizaron. ‘Yo les decía que no era cuestión mía, que yo había entrado en 2004 y ellos me separan en el 2007, por lo tanto, no tenía nada que ver con eso; se ensañaron conmigo y lo lograron’, afirma.

El comandante agrega que tras la separación vinieron tiempos difíciles. ‘La opinión que ellos (los directores de zonas) daban del caso yo tenía que aclararla en todos los medios, no me sorprende que a mis espaldas ellos hayan investigado todos mis bienes’.

Ramírez, quien regresa en el momento en que el CBP estrena una nueva normativa, la Ley 84, que crea el patronato y las figuras de director y subdirector nombrados por el Ejecutivo, señala que todos los cargos de comandantes actuales son interinos, lo que significa que el nuevo director tiene la potestad de decir quién se queda y quiénes se van.

Sobre el pasado de carencias característico de la institución, el comandante afirma que los bomberos han trabajado durante más de 20 años con nueve millones de dólares anuales para todo el país. ‘Lo que el Gobierno daba no alcanzaba para muchas cosas y se ha agudizado con el crecimiento de las áreas urbanas, que demandan de carros que tengan fuerza para elevar la presión dentro de los edificios’.

Agrega que durante 120 años el CBP ha administrado miserias. Con los años, los carros fueron desapareciendo porque no había recursos para comprar las piezas, era el problema de siempre.

Sobre los 19 millones de dólares de presupuesto asignado al CBP este año, considera que no serán suficientes porque todo ha subido, ‘un tramo de manguera que antes te vendían a un dólar por pie ahora cuesta tres; un pistón para esas mangueras antes costaba 300 dólares, ahora cuesta 700’, detalla.

UNO ENTRA Y OTRO SALE

Mañana lunes temprano, Ramírez irá a la oficina del director Pablo Tuñón para que lo presente ante el comandante saliente (Cecilio Lasso) y luego tomará posesión del cargo.

Sobre cuándo fue notificado, Ramírez dice que el martes de la recién pasada semana se le notificó que la Corte Suprema de Justicia declaró ilegal la separación del Consejo de Directores de Zonas.

Con esta medida, se le tendrá que pagar a Ramírez los salarios caídos; sin embargo, él dice que esto no le preocupa, ‘lo que me interesa es que la comunidad que escuchó que a mí me habían separado sepa por la Corte que yo no tuve que ver nada en lo económico.