Temas Especiales

09 de Apr de 2020

Nacional

Bananeros paralizan Changuinola

Por segundo día consecutivo los trabajadores de las fincas bananeras de la provincia de Bocas del Toro han procedido a bloquear los punt...

Por segundo día consecutivo los trabajadores de las fincas bananeras de la provincia de Bocas del Toro han procedido a bloquear los puntos más importantes del distrito de Changuinola, donde incluso los comerciantes han cerrado sus puertas ante cualquier situación de violencia que se pueda suscitar.

Al menos unos 4,000 empleados del SITRAIBANA se encuentran en las calles, donde están siendo respaldados por los lugareños.

La situación es muy tensa, pues la Policía Nacional tiene apostados agentes antimontines frente a sus instalaciones, en el aeropuerto y en el centro de Changuinola. Cientos de empacadores de banano se han ubicado a unos 600 metros del cuartel policial, en una actitud amenazante.

Daniel Jiménez, obrero bananero de SITRAIBANA, dijo a Radio Panamá que “como trabajadores bananeros rechazamos la Ley 30”, afirmando que la misma afecta los convenios colectivos considerados por los obreros como la única herramienta con la que cuentan para defenderse.

“No vamos a trabajar hasta que el presidente Ricardo Martinelli y el Presidente de la Asamblea Nacional no deroguen la Ley 30 (…), si no hay una respuesta concreta no vamos a trabajar. Lo único que vamos a decir es que pedimos la derogación de la Ley, que el Gobierno no venga con cuentos, porque nosotros vamos a luchar hasta las últimas consecuencias.”, añadió Jiménez.

La ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Alma Lorena Cortés y el ministro Desarrollo Agropecuario, Emilio Kieswetter, se encontraban en horas del mediodía reunidos con los miembros de la Junta Directiva del Sindicato de Trabajadores de la Industria Bananera de Bocas del Toro (SITRAIBANA), intentando llegar a un acuerdo para que los trabajadores regresen a sus labores, sin embargo los sindicalistas están firmes y exigen la derogación de la Ley Langosta.

En estos días de paro ya se han perdido casi dos millones de dólares por banano que no se ha podido exportar desde la provincia bocatoreña.